Saludo y presentación de Sara Giménez, nueva presidenta de la Fundación Secretariado Gitano

363

Es un gran reto para mí afrontar esta nueva etapa al frente de una organización como Secretariado Gitano. Una organización que, por otra parte, tengo la suerte de haber podido conocer en profundidad, dado que en ella inicié mi trayectoria profesional tras licenciarme en Derecho, compatibilizando mi profesión de abogada con el trabajo por la promoción del pueblo gitano durante más de 20 años y en la que he desarrollado la labor de vicepresidenta hasta este último nombramiento.

Es un honor para mí, como profesional implicada en la defensa de derechos de los grupos vulnerables, además de como mujer y gitana, asumir la presidencia de una organización que aborda con un gran equipo profesional la defensa de la igualdad de trato y de oportunidades de la comunidad gitana y que desarrolla multitud de programas para la inclusión y el desarrollo de las personas que la integran, especialmente en dos pilares que considero fundamentales para el ejercicio de una vida digna como son la educación y el empleo. Además, por supuesto, de combatir la discriminación antigitana que lamentablemente sigue presente en nuestra sociedad.

Somos una organización con un fuerte arraigo social, que cuenta con una red que abarca la práctica totalidad del territorio y que cada día avanza gracias al trabajo de un excelente equipo humano intercultural y a la colaboración de diferentes administraciones públicas, instituciones y otras entidades sociales que son esenciales para el desarrollo de nuestra actividad.

Finalmente, considero que nos encontramos en un contexto social en el que las personas que pertenecemos a minorías étnicas, y muy especialmente las mujeres, debemos ejercer una participación activa en diferentes espacios de nuestra sociedad y asumir nuevos liderazgos que suponen un avance para la igualdad social.

Tenemos grandes retos pendientes para construir una sociedad más justa y cohesionada, mejorar nuestro marco legislativo de protección de los derechos fundamentales, reducir las brechas de desigualdad y combatir la discriminación que afecta al pueblo gitano.

Sara Giménez termina su saludo ofreciendo la posibilidad de celebrar reuniones con quienes tengan la voluntad de estrechar mutuas colaboraciones.