El delegado de Educación, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en Sevilla entregó 18 certificados de manipulador de alimentos de un curso organizado por Unión Romaní

El teatro del colegio Ibarburu de Dos Hermanas acogió el acto, al que asistieron familiares y amigos de los protagonistas.

143
Al finalizar el acto todos los asistentes quisieron hacerse una fotografía conjunta mostrando los diplomas del curso de manipulador de alimentos /UR

Instituto Romanò, organización perteneciente a la federación Unión Romaní, celebró este jueves 21 de noviembre un acto de entrega de certificados de manipulador de alimentos a 18 personas que realizaron un curso a tal efecto los pasados días 17 y 18 de octubre, todos ellos familiares de niños y niñas escolarizados en el CEIP Ibarburu de Dos Hermanas (Sevilla).

El teatro de este mismo centro educativo fue el escenario del evento, que contó con la presencia del delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en Sevilla, Joaquín Pérez Blanes, quien presidió el acto e hizo entrega de los diplomas a los protagonistas tras aceptar la invitación de la entidad organizadora. También asistieron el secretario general de Instituto Romanò y vicepresidente de Unión Romaní, Antonio Torres Fernández, y el director del colegio Ibarburu, Raúl Gómez Ferrete, así como familiares, amigos, profesores y alumnos del centro.

Tras dar la bienvenida y dirigir unas palabras a los presentes, Gómez Ferrete dio paso a las intervenciones de Antonio Torres y Joaquín Pérez, para a continuación proceder a la entrega de los certificados de manipulador entre los aplausos de los asistentes.

A su término, el vicepresidente de Unión Romaní ofreció una charla con motivo del Día de los Gitanos Andaluces, que se celebra cada 22 de noviembre y conmemora la llegada de los primeros grupos de romané a Andalucía de los que se tiene constancia documental. El 30 de octubre de 1996 el Parlamento Andaluz aprobó una Declaración Institucional relativa a la fijación de esta fecha como “Día de los Gitanos y Gitanas Andaluces”.

La formación de manipulador de alimentos se encuadra dentro del programa ‘Proceso de acercamiento de las familias gitanas a la escuela ‘gadyí’’, que lleva a cabo Instituto Romanò en la zona desfavorecida de Cerro Blanco (Dos Hermanas) y que está subvencionado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

El objetivo que se persigue, además del formativo, es la implicación de padres, madres, abuelos, tíos… en la educación de los menores y su asistencia al centro escolar para tomar contacto con el día a día del mismo.

Con este fin se han planificado varios talleres para atraerlos, entre los que se encuentra este curso, que abordó cuestiones relacionadas con la limpieza e higiene, contaminación y conservación de la comida, enfermedades de transmisión alimentaria y prevención de riesgos, entre otras y que ha contado con una destacada presencia femenina (el 83,33% de los participantes).

La obtención de este certificado faculta a su poseedor para tratar con alimentos de forma segura. Se trata de un documento obligatorio si se está en contacto con productos comestibles en cualquier momento de su ciclo, desde la producción de materia prima hasta la llegada al consumidor. Casi cualquier ocupación dentro de los sectores de la alimentación, la hostelería y la venta y distribución precisa de esta formación.

La Delegación de la Junta de Andalucía y el colegio de educación infantil y primaria Ibarburu se han comprometido a activar nuevos talleres y cursos de esta tipología para familiares de alumnos del centro, que desarrollará también Instituto Romanò, como entidad integrante de Unión Romaní.