Las II Jornadas de Voluntariado y Mediación Social Andalucía-Algarve-Alentejo analizaron la realidad de esta práctica solidaria en España y Portugal

Organizadas por Unión Romaní, combinaron conferencias en portugués y español y contaron con la presencia de un numeroso grupo de estudiantes de la Universidad de Huelva

578
El auditorio se llenó en todas las ponencias y charlas que se dieron durante las jornadas / UR

Unión Romaní celebró este martes 10 de diciembre sus II Jornadas de Voluntariado y Mediación Social en la ciudad portuguesa de Faro, que se encuadran dentro del Programa para el Fomento de la Cooperación Transfronteriza en la Eurorregión Andalucía-Algarve-Alentejo y que están financiadas por la Consejería de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

A las mismas, que tuvieron lugar en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad del Algarve, asistieron setenta y dos personas procedentes tanto de Portugal como de Andalucía (Huelva y Sevilla concretamente), superándose las expectativas de asistencia previstas por la organización. Destacó la presencia de un numeroso grupo de alumnos de Trabajo Social de la Universidad de Huelva.

El objetivo era favorecer el intercambio de experiencias y conocimientos entre los actores institucionales y de la sociedad civil que luchan en ambos países contra la discriminación, la exclusión y la marginalidad en la comunidad gitana a través del voluntariado en el sudoeste de Europa. En su primera edición se celebraron en la también localidad lusa de Tavira en el año 2017.

Las jornadas arrancaron a las 9:00, hora portuguesa, y finalizaron a las 14:00 h., combinando conferencias en español y en portugués. La inauguración corrió a cargo de Sandra Valadas, subdirectora de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad del Algarve, y de Rosel Rivero, técnico de Unión Romaní.

Las sesiones fueron impartidas por profesionales de reconocido prestigio como Cátia Martins, directora de voluntariado de la facultad lusa; Ana Delgado, doctorando en la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Huelva; Maria Adelaide Paredes y Ana Paula Silva, responsables de la asociación Almada Mundo; Pedro Martín, coordinador de voluntariado del centro de recursos ‘Resurrección’ de Huelva; y María Bejarano, técnico de proyectos de la entidad ACCEM.

Entre las temáticas, destacó el abordaje del voluntariado desde las perspectivas española y portuguesa, con sus diferencias y similitudes; experiencias prácticas de voluntariado en Andalucía y en Portugal con poblaciones en situación de riesgo o exclusión social; y voluntariado de carácter internacional.

Tomando como punto de partida las relaciones transfronterizas, esta iniciativa pretende demostrar la necesidad y conveniencia de que los equipos interprofesionales destinados a la intervención integral con la comunidad gitana y otras poblaciones en exclusión social a través del voluntariado partan de las directrices, planteamiento y dinamismo internos de la cultura propia, las administraciones transfronterizas involucradas y las organizaciones no gubernamentales que desarrollan su trabajo con la población romaní.

La Eurorregión Andalucía-Algarve-Alentejo se institucionalizó en 2010 con el objetivo de impulsar una nueva etapa más avanzada de la cooperación transfronteriza entre estas regiones vecinas.

Con una extensión aproximada de 119.869 kilómetros cuadrados, nació con la vocación de convertirse en un espacio vivo de participación, un foro para el entendimiento y el dialogo de todas las entidades públicas y privadas susceptibles de promover el desarrollo de este territorio fronterizo. Sus áreas prioritarias son el aumento de la competitividad, la promoción del empleo, el medio ambiente y entorno natural, la cooperación e integración económica y social y la accesibilidad y ordenación territorial.