Unidad del Sistema Asociativo Gitano

465
Francisco Cruz Torres. Presidente del Consejo Nacional de Ancianos Gitanos Rrom

Mi primo Francisco Torres Andrades dio en el clavo de por qué el sistema asociativo de las entidades gitanas no logramos esa tan ansiada unidad pedida por todos los gitanos.

El ego y afán de protagonismo de los distintos lideres de esas entidades nos lo impide. Todos y cada uno de esos lideres barren para su propia entidad. Y no tienen en cuanta las propuestas de las otras entidades.

Ceder en beneficio del bien común del pueblo gitano parece ser contrario al ego personal de los dirigentes. Alguien tiene que proponer una solución a este cortapisa que nos impide la unión del pueblo gitano.

Nosotros no pretendemos ser lideres de ningún sistema asociativo. Como Consejo Nacional de Ancianos Gitanos Rrom solo buscaremos, como por tradición gitana siempre fue, aconsejar a esos lideres que dejen el afán de protagonismo personal y se centren en los problemas del pueblo gitano.

Apoyaremos siempre al que realmente busque el bien general del pueblo gitano y entendemos que la unidad debe partir de un consenso donde todas las distintas entidades gitanas tengan cabida con voz y voto, tanto para exponer sus criterios como para opinar y votar los criterios de otras entidades.

Somos contrarios a manejar subvenciones de ningún tipo. Lógicamente, al ser personas que solo dependemos de una pequeña paga de jubilados y no tener establecida cuota alguna, los viajes y desplazamientos de la junta directiva que efectuamos, la pagamos de nuestra propia paga de jubilados que cobramos tras muchísimos años de duros trabajos.

No pretenderemos pedir ninguna subvención. Si acaso que las entidades más representativas del colectivo gitano nos pagaran esos viajes que pudiéramos tener que efectuar algún día. Pero que las subvenciones que den los estamentos gubernamentales las manejen ellos. Pero con total trasparencia y honestidad.

Como gitanos ancianos tenemos experiencias de vida y conocimientos de nuestras costumbres. Y somos conscientes de la necesidad de evolucionar del pueblo gitano en formación y nuevas profesiones mucho mas bien retribuidas para nuestros jóvenes. Y también somos conscientes de los grandes valores humanos que tiene la idiosincrasia del pueblo gitano. Valores que queremos que se conserven.

Pero avanzando en estudios de nivel medio y superiores que el pueblo gitano necesita para su bienestar. Ambas cosas son posibles y compatibles. No debemos confundir la libertad con el libertinaje. La libertad es un valor querido y admirado del pueblo gitano. El libertinaje lo hemos rechazado siempre.