Inicio Blog Página 111

El Consejo Municipal del Pueblo Gitano conmemora el Día Internacional de la lengua Romaní

Día de la Lengua Romaní

El próximo 5 de noviembre se celebra el Día Internacional de la lengua Romaní, una jornada que pretende reivindicar el reconocimiento de la lengua del Pueblo Gitano.

Para conmemorar este día, el Consejo Municipal del Pueblo Gitano de Barcelona ha organizado un programa de eventos, como la exposición “Romaní Chib, la lengua universal”, dedicada a un pequeño grupo de autores y autoras gitanos, de reconocida valía y trayectoria en el mundo literario y en las diferentes disciplinas que derivan de éstas. La exposición se ubicará en la sede del distrito de Gràcia del 30 de octubre al 3 de noviembre.

Asimismo, el día 5 se proyectará en el Cine Texas la película Papusza, realizándose posteriormente una mesa redonda en torno a la situación de la lengua romaní en Europa, y una lectura de poemas en romaní para cerrar el acto.

La FAGA reclama que la dirección de la Cátedra de Cultura Gitana sea ocupada por una persona gitana

La Federación Autonómica de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana ha remitido una carta a la Vicepresidenta y Consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y al Rector de la Universidad de Alicante, don Manuel Palomar, en la que manifiesta su disconformidad con el nombramiento de la profesora Diana Gil -de quien se valora positivamente su trayectoria profesional- como directora de la Cátedra de Cultura Gitana ya que considera que este cargo tan simbólico debería ser ocupado por una persona gitana.

Además, se aprovecha la ocasión para manifestar nuevamente que sería conveniente que esta cátedra se denominase de “Estudios gitanos” ya que esta denominación está más acorde con la tradición académica de este campo de estudios.

Aquí podéis leer la carta completa.

La promesa gitana

El Petitet, en el Liceu / Consuelo Bautista

Nos hablan tanto de lo lejano que perdemos de vista lo cercano. Nos abruman con el sueño americano, pero ¿qué hay del sueño gitano? Está tan cerca y resulta tan tangible que en la noche del martes 17 de octubre se encarnó en el Liceo, donde un gitano del Raval barcelonés, hijo de un palmero de Peret, con abundante cuerpo y sobrenombre irónico, Petitet, hizo realidad su sueño, llevar la rumba con ropajes sinfónicos a un recinto tan peripuesto, burgués y estirado como el teatro lírico de las Ramblas. Se lo había prometido a su madre en una de esas promesas que a veces se hacen con la boca caliente ante la próxima frialdad de la muerte, pero esta vez, ya con la madre ausente, el Petitet cumplió. No cuenta tanto el balance artístico de una noche irregular como que alguien que no es nadie lograse tejer una trama de complicidades que llenó el Liceo para contemplar cómo una promesa se cumplía en lo que a la postre resultó un canto al tesón y a la amistad.

Carles Bosch, el documentalista de “Balseros” y “Bicicleta, cuchara, manzana”, estaba allí, grabando junto con Ángel Leiro el concierto que remata el documental que explicará esta odisea gitana bajo el nombre de Rumba pa’ ti. “Me sentí atrapado por lo que de lucha contra la adversidad tenía marcarse un objetivo imposible, por lo que significa esta lucha de superación personal y de dignificación de la música de su gente, la rumba de los gitanos”, decía justo al acabar el concierto, dos horas y media de sonrisas y lágrimas grabadas con doce cámaras. De cómo se ha conseguido la financiación a través de mecenazgos diminutos, de complicidades con el Liceo y con el distrito de Ciutat Vella, con gitanos y payos venidos de aquí y de allá para mezclarse, se podría escribir un libro tan largo como la historia de ese pueblo llegado a Cataluña hace más de 600 años. Y por si faltasen argumentos en la trama, Petitet padece miastenia, una enfermedad degenerativa que debilita los músculos. Por eso allí estaban las enfermeras que han cuidado al que fuera percusionista de Gato Pérez así como su doctora, una de las muchas personas que subió al escenario para agradecer que con el concierto también se recaudaran fondos para luchar contra esta enfermedad. La ficción es una copia trapacera de la realidad.

Y todo fue un delicioso caos de idas y venidas, parlamentos tautológicos, invitados y familiares, nombres rutilantes y anónimos batidos por la rumba, una rumba vestida de etiqueta. Que si la tía Pepi y Joan Albert Amargós, que si la suegra del Petitet bailando en platea y Carles Benavent, que si la Nuri, la mujer del protagonista y Kitflus, que si las Rumis, las vocalistas de Peret, rebautizadas por Petitet como las Reumis por aquello de las articulaciones y Chicuelo, y Yumitus, y Jack Tarradellas y El Choco, La bien pagá y El Granaíno… en fin, un carrusel que Carles Bosch definía con una aseveración que le hizo Joan Albert Amargós: “aquí hay mucha alma”. Y mucho cuerpo, el del Petitet en su noche, dirigiendo una orquesta sin saber hacerlo, hablando de sí mismo como lo haría de un traje que el comprador no puede rechazar, chapoteando feliz en aquella charca de amistades unidas en torno a él, feliz como un gitano en una juerga. Cerró con una aseveración elemental dirigida a su público: “sois los mejores del Liceo”. Era verdad. Especialmente para él, que hasta el martes no era casi nadie. Ahora es el hijo que ha cumplido con su madre. Un gitano feliz.

La UCO colabora en la sensibilización hacia el colectivo gitano

Miembros de FAKALI con el rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos / Diario Córdoba

La Universidad de Córdoba (UCO) y la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (FAKALI) se han reunido para iniciar “los primeros contactos” entre ambos organismos. El rector de la UCO, José Carlos Gómez Villamandos, y la vicerrectora de Vida Universitaria y Responsabilidad Social, Rosario Mérida Serrano, han recibido a representantes del colectivo gitano.

Durante la reunión, la delegación de FAKALI “ha solicitado la adhesión de la Universidad de Córdoba al Pacto contra el Antigitanismo”. Se trata, según una nota de prensa remitida a los medios, de un “protocolo de actuación, cuyo cometido fundamental es la erradicación de todo tipo de conductas discriminatorias y la promoción de una imagen no estereotipada del pueblo gitano. Es la primera alianza social, política y estratégica que permite seguir avanzando contra una mirada sesgada e injusta hacia las gitanas y gitanos”.

Desde el contexto universitario cordobés “se establecerán acciones coordinadas con esta federación para seguir sensibilizando y formando a la comunidad universitaria para desarrollar una actitud inclusiva, libre de prejuicios”.

Españoles gitanos

Marcos Santiago Cortés

El tema catalán ha dado para más; como el compromiso ciudadano que tiene la etnia gitana con España. Yo lo sabía, pero no la mayoría; los gitanos somos un elemento de cohesión nacional. Incluso nuestra mente cosmopolita nos impide dividir a España en autonomías. Hoy es difícil reconocer esta visión centralista porque tenemos cierto complejo de parecer fascistas debido a un pasado franquista. Pero eso para nosotros es complejo imposible porque amamos la libertad individual desde antes de la Revolución Francesa (paradójicamente, este amor fue el origen de nuestros males). Eso de que los gitanos no tenemos patria, al menos en los flamencos españoles, es una falacia por cuanto formamos parte esencial de la construcción de la personalidad ibérica y especialmente de la andaluza. No me gustaría que este escrito se politizara porque su mensaje no va contra el independentismo catalán ni tampoco a favor de la unidad española. Simplemente es un serio tirón de orejas a los españoles no gitanos: en muchísimos estudios se concluye que las gitanas y gitanos significan el grupo social más rechazado. Y ello a pesar de que nuestra vecindad siempre fue pacífica desde antes de la unión de los Reinos Hispánicos. Se suele lanzar el mensaje embustero que somos nosotros los que no queremos integrarnos; ese falso argumento ha sido nuestra cruz. Todos conocemos a familias gitanas normalizadas. Pero es hora de gritar que esas familias no lo han logrado por las oportunidades sinceras dadas. La gente debe escuchar -aunque no le guste- que muchos gitanos han vencido la exclusión, exclusivamente gracias a su triple sobreesfuerzo en medio de la desconfianza, la incomprensión y el miedo. Así logramos dar pan a nuestros hijos con el comercio de bestias, de cuadros o textil puerta a puerta y ahora en mercadillos. Y todo teniendo en cuenta el tristísimo factor de que los no gitanos nos compraban -salvo maravillosas excepciones- no por ayudarnos, sino porque como nos veían analfabetos creían que nos timaban. No digo que no haya delincuentes gitanos, pero menos que no gitanos (y si no me creen pregunten a los profesionales que trabajan en juzgados que son los que saben). En fin, la implicación gitana en el tema del secesionismo catalán debe significar un hito para que todo el mundo sepa que nos merecemos -pero, de hecho- ser parte ciudadana de pleno derecho. El pueblo español no gitano no debe seguir viéndonos como extraños individuos sino al contrario, como sus hermanos más meritorios, porque aun naciendo y viviendo en un país en el que se nos ha sometido a innumerables adversidades nunca hemos renunciado a nuestra ferviente españolidad.

 

Marcos Santiago Cortés
Abogado

El hijo de la duquesa de Alba visita el monumento funerario para su madre

Cuellar ha recibido en sus instalaciones de Cantoria, la visita de Cayetano Martínez de Irujo, hijo de la duquesa Cayetana Fitz-James Stuart, para conocer el avance en el monumento funerario que esta empresa almeriense está elaborando para el mausoleo de la difunta duquesa.

Según diseño del “insigne artista sevillano” José Antonio Navarro Arteaga, la sociedad Cuellar Arquitectura del Mármol se encuentra produciendo el monumento funerario a la memoria de la duquesa, el cual será colocado en el Santuario de Nuestro Padre Jesús de la Salud de la Mariana ciudad de Sevilla, explican desde la empresa. “Fue deseo expreso de Doña Cayetana que sus restos descansaran en el Santuario donde radica canónicamente la Hermandad de los Gitanos de Sevilla, a cuyos titulares le profesaba especial devoción”, explican desde la empresa.

Fase final

Cayetano Martínez de Irujo ha visitado la fábrica y comprobado de primera mano el estado actual del proyecto, el cual está en su fase final de ejecución.

El monumento, de forma ovalada, consta de varios elementos decorativos que conforman un todo, siendo el lado derecho el que recoge la parte mística y religiosa y el lado izquierdo el que engloba sus pasiones. “El número de ángeles que conforman el monumento se hace coincidir con el número de hijos que tuvo doña Cayetana, su más importante pasión. Los seis ángeles portarán símbolos que describirán tanto la personalidad como la idiosincrasia de tan querida dama”, según describe Cuellar.

En el centro del monumento y recubierto por una guirnalda de flores, irá un gran óvalo con el grabado de un poema de Isabel de León, Marquesa de Méritos. En la parte superior e inferior del eje central longitudinal, se presentan los escudos de la Casa de Alba y de la Hermandad de Los Gitanos, respectivamente.

Durante el encuentro mantenido con los responsables de Cuellar, Cayetano Martínez manifestó su plena satisfacción con la obra encargada al afirmar que “es el monumento que hubiera querido mi madre y el que se merece un personaje histórico como ha sido ella. Recoge a la perfección todo su carisma y forma de ser. Me siento muy emocionado que el próximo 20 de noviembre cuente con este monumento en el Santuario de mi Hermandad tal y como ha sido su deseo.”

Mármol de Carrara

El material elegido para esta obra ha sido el Mármol Blanco de Carrara, con unas medidas aproximadas de 2,30×2,00 metros y un peso estimado de 2.200kg , aplicando la técnica de bajo, medio y alto relieve, esculpidos sobre la misma piedra por los artesanos de Cuellar Arquitectura según el modelo original de escultor Navarro Arteaga.

Está previsto que para el próximo 20 de noviembre se lleve a cabo la solemne bendición en la capilla lateral situada a la izquierda del Cristo de la Salud, donde ahora se encuentran los restos incinerados de la aristócrata.

 

Mishtó Avilé (Bienvenidos)

Antonio Torres Fernández

El pasado día 21 el PSOE de Sevilla celebró su congreso provincial ordinario al que acudí como representante de nuestra entidad. Después de los saludos oportunos se inicia la aprobación de la mesa que ha de presidir el congreso.

El presidente de dicha mesa, por tanto del congreso en cuestión, da las gracias a todas las personas e instituciones invitadas por su presencia. Dando los buenos días en todas las lenguas que se hablan en España, así como las más importantes de Europa. Finalizado el recorrido lingüístico, se levantó con voz potente y clara la senadora por Sevilla doña María José Fernández Muñoz diciendo: Señor Presidente no ha saludado en la lengua “romaní”. El presidente, sin ánimo de ofender a los jitanos, (1) reconoce la omisión, prosiguiendo su locución con referencia a que ni las lenguas, ni los símbolos (banderas ni otros), han de servir para separar a las personas, sino todo lo contrario, respetando siempre las diferencia culturales y políticas de cada uno.

Seguidamente tomó la palabra Verónica Pérez Fernández, Secretaria General de la provincia, quién habló largo, tendido y emocionante del devenir del PSOE de Sevilla en los cuatro últimos años, en los que ella ha mantenido dicho cargo. Nada más finalizado el discurso de la Secretaria General, el Presidente se dirigió a la senadora sevillana dando el saludo en “caló”, que hizo extensible a los presentes. La verdad sea dicha ni era “caló” ni “romaní” el saludo utilizado, pero lo que si fue un ejercicio de reconocimiento tanto de la senadora como del Presidente, y no menos de todos los presentes.

Lo que son las cosas. Una “gadyí” es la que, en un acontecimiento como el descrito, diga que no se puede obviar a los jitanos en una tierra donde nadie puede asegurar no tener un porcentaje más o menos alto de genes “romaní”. Como se nota el tirón que tiene lo propio cuando se habla de lo ajeno.

Está claro que el PSOE de Sevilla influirá en el autonómico, ya que es parte de él, para que en el futuro cuando se hable de los diferentes grupos poblacionales se tenga en cuenta a los jitanos como parte integrante de nuestra sociedad.

Antonio Torres
Vicepresidente de la Unión Romaní

 


(1) “Jitanos con jota” es el título del último libro publicado por Antonio Torres. Reivindica la tradición gramatical histórica donde el nombre de nuestra comunidad siempre se escribió con jota

La Eurocámara pide incoar expedientes sancionadores contra países que discriminan a gitanos

La eurodiputada Soraya Post / Wikipedia

El pleno de la Eurocámara ha exigido que se ponga fin a la discriminación de los gitanos en la Unión Europea y ha instado a la Comisión Europea a abrir expedientes sancionadores contra aquellos Estados miembro que incumplan la normativa europea que garantiza la igualdad de trato y prohíbe la discriminación por motivos de edad, raza, sexo o etnia o no la han transpuesto en su ordenamiento jurídico nacional, en una resolución no vinculante aprobada por 470 votos a favor, 48 en contra y 103 abstenciones.

Los eurodiputados han expresado alarma por la sustracción ilegal de menores gitanos de sus padres y han instado a los países de la UE a investigar “inmediatamente” estos casos y que garanticen que no se repiten y, asimismo, han exigido que los Gobiernos europeos compensen a las mujeres gitanas a las que han obligado a esterilizarse y pidan perdón por ello.

Pleno de la Eurocámara / El País

En este sentido, los eurodiputados instan a crear “comisiones de la verdad y reconciliación” nacionales y a nivel europeo para que se esclarecer su persecución y exclusión y lamentan la lentitud “inaceptable” en las investigaciones de crímenes de odio y otro tipo de delitos contra los gitanos. Los eurodiputados denuncian que los 12 millones de gitanos que viven en la UE se enfrentan a un problema de discriminación “estructural” y “persistente” al recordar que se les deniega el acceso a educación, al empleo y la atención médica y son víctimas de desahucios forzosos y la destrucción de propiedades en las que viven.

Además, piden que se compruebe la eficacia de las ayudas de la UE para combatir la segregación y promover la inclusión social tras mostrar preocupación por que las ayudas no llegan a los gitanos y piden suspender las ayudas cuando se detecten abusos.

En el texto aprobado, redactado por la eurodiputada socialista sueca gitana, Soraya Post, ven necesario educar a la sociedad sobre la realidad de la comunidad gitana para combatir los estereotipos, incluido con campañas de sensibilización a largo plazo. “Soy una mujer gitana de Suecia que pertenece al grupo Sinti. Nací condenada. Los gitanos han sido olvidados, discriminados, estigmatizados, excluidos y deshumanizados durante 800 años”, ha denunciado la eurodiputada sueca, que ha lamentado que las sociedades europeas no aceptan tratar a los gitanos “como ciudadanos iguales” y ha insistido en la necesidad de mejorar su situación y atajar la falta de confianza “en ambos lados”.

(EUROPA PRESS)

Düsseldorf celebra unas jornadas sobre la historia de los roma en Renania del Norte-Westfalia

El miércoles 8 de noviembre, de 9 a 15.30h, se celebraran las Jornadas “Sinti, roma y gadje – Historia y presencia de Sinti y Roma en Renania del Norte-Westfalia”, en el Centro de Medios y Formación Suttner de Düsseldorf. Las jornadas están dirigidas especialmente a estudiantes y profesionales del mundo de la educación y trataran diferentes aspectos, desde la perspectiva histórica de la presencia gitana en Alemania, hasta el antigitanismo o las herramientas educativas para educar en la diversidad y la tolerancia.

La jornada contará con la participación del presidente del Consejo Central de Sinti y Roma Alemanes, Romani Rose; la ministra de Educación del Estado de Renania del Norte-Westfalia, Yvonne Gebauer y la profesora Astrid Messerschmidt.

Para más información e inscripción: Bildungspartner

Europa es nuestra: un manifiesto

Ethel Brooks en la CEU (Central European University) / Daniel Vegel, Budapest, 2015

«La transformación civilizadora justificaba la colonización de la memoria, y por ende de los sentidos de las personas de sí mismas, de la relación intersubjetiva, de su relación con el mundo espiritual, con la tierra, con el mismo tejido de su concepción de la realidad, de su identidad, y de la organización social, ecológica y cosmológica» 

María Lugones[i]

Europa tiene un problema de gachós, de payos.

Nosotras y nosotros somos europeos. Las personas gitanas hemos sido esclavizadas, transportadas, desalojadas, expulsadas; somos víctimas de la trata, esterilizadas por la fuerza, asesinadas.

Reivindicamos nuestra humanidad, reclamamos nuestra historia y reclamamos nuestro lugar en el suelo de Europa. Llevamos viviendo aquí ya un milenio y somos entre 10 y 12 millones; superamos en número a muchas de las naciones europeas reconocidas, incluidos suecos, serbios, irlandeses y austríacos.

Ustedes, las gachís y los gachós, las payas y los payos, se han beneficiado de nuestra experiencia: de nuestro conocimiento en la cría de caballos o en la carpintería, de nuestra capacidad de reciclar, comprar y vender, hacer música y arte.

Ustedes se han beneficiado de nuestro trabajo: como esclavas, como deportadas, como braceras que recogen vuestras cosechas, vuestras frutas y verduras; como limpiadoras de vuestra basura; como los peones que han pavimentado vuestros caminos y que han arreglado aquello que habíais roto y desechado. Incluso cuando negáis nuestra posición en el mundo, en la medida en que trabajáis para «incluirnos» –incluso a través de la Década para la Inclusión Romaní y más allá– lo que os negáis a ver es que el problema nunca ha tenido que ver con nuestra inclusión –por cierto, inclusión es una palabra demasiado inofensiva para describir las ofensas que se han cometido contra nosotras– sino más bien con el racismo, la segregación y la violencia, el genocidio y el asesinato masivo, las prácticas explotadoras y extractivas a las que hemos estado constantemente sometidas.

Ustedes se han beneficiado de tales exclusiones, de tales prácticas, de la violencia –incluso aunque usted en concreto no la haya llevado a cabo– y de la exotización de nuestra cultura, de nuestras posiciones como sujetos; se han aprovechado para asegurar su empleo, sus riquezas, su sentido de superioridad, su sentido de su propia riqueza cultural.

Rechazamos su apartheid cultural. Rechazamos su imperialismo cultural. Rechazamos sus fantasías sobre nuestras patologías, sobre nuestra sexualidad, sobre nuestra música y nuestra cultura. Dejaremos de proporcionarles imágenes para alimentar esa fantasía, aquellas que les han beneficiado material y culturalmente, pero que son testimonio de las formas en que ustedes, los gachós y las gachís, extraen, se apropian, manipulan –roban de hecho– nuestra cultura.

Trabajan ustedes para representarnos, trabajáis para administrarnos, gobernarnos, para lidiar con lo que es, en última instancia, tu «problema gitano», lo que nos convierte en un «problema de gachés», marcado por la violencia racista, la representación racializada y la apropiación cultural, social y económica.

Nos negamos: rechazamos esta representación, el robo cultural y la explotación que se ha llevado a cabo contra nosotras en nombre de lo que es interesante, lo que es exótico, en el nombre de nuestra Alteridad. A partir de este momento, denominaremos todo eso como lo que realmente es: representaciones de gachó, fantasías de payo, manipulaciones de la gitanidad.

Repito: hacemos un llamamiento al fin del apartheid cultural, al fin de la apropiación cultural. Hacemos un llamamiento a la solidaridad entre las personas oprimidas. Hacemos un llamamiento a la renovación de la negritud para que pensemos en las oportunidades que nos ofrece ese concepto cuando se tiene en cuenta a las personas romaníes, a las gitanas y a los gitanos. Porque nosotras también somos negros. Tenemos diferentes tonos de piel, diferentes colores de ojos o diferentes colores y texturas de cabello, pero somos negros. De hecho, negro es una de las denominaciones que nos hemos dado a nosotras mismas en nuestro idioma: Kalo, Kali, Kale. Todos ellos significan negro. Usted, a su vez, a menudo se refiere a nosotros con insultos raciales, con epítetos que significan nuestra negritud: gitano, Gypsy, Zigeuner, Tsigan, Zigan, Cigano. Todos estos nombres son marcadores de nuestra negritud impuestos desde el exterior como lo es la discriminación sistemática, la segregación, la violencia y la apropiación a las que hemos estado sometidas las personas gitanas durante siglos y en el momento actual, con una fuerza y ​​frecuencia cada vez mayores.

Es hora de reclamar nuestra negrura para trabajar en solidaridad con otras personas de color, con los negros en todo el mundo, con los que antes eran colonizados, explotados, esclavizados, aquellos que han tenido historias paralelas; aquellos cuyo trabajo, cuya cultura, cuyas personas y cuerpos han sido objeto de violencia y apropiación racista. Es hora de renovar el mandato de la negritud como complemento y contestación del discurso de los Derechos Humanos que no ha logrado lo que era necesario en relación con el Pueblo Gitano. El discurso de los Derechos Humanos no nos ha llevado a la categoría de lo humano sino que ha permitido que la violencia, el asesinato, la segregación y el intento de genocidio florecieran, incluso cuando se ha trabajado para incluirnos en la categoría de lo humano.

Somos humanos. Somos negros. Somos Romá. Somos mujeres, hombres, niños. Somos padres, hijos, hermanas, hermanos, tías, tíos, abuelos, abuelas. Somos todos. Somos extraños. Somos hermosos. Reivindicamos nuestra identidad en toda su complejidad, multiplicidad, belleza, unidad, como un camino político.

Otra política. Una política más allá del problema de los gachés. Una política de esperanza. Una política de Romanofuturo.

Reivindicamos la nacionalidad sin aspirar a la jerarquía del Estado-nación; no aspiramos a la tiranía de la frontera ni al imperativo del imperio que forman parte del legado de Europa, encarnado en el sistema actual de Estados-nación.

Reivindicamos el derecho al espacio público: estar en público, ser parte del público, contribuir al bien público y reclamar el bien público como ciudadanos.

Reivindicamos el derecho a tener un hogar, el derecho a tener un lugar, el derecho a que nuestros barrios no estén situados en vertederos tóxicos.

Exigimos acceso a escuelas no segregadas, a la educación equitativa,  a tener instalaciones educativas adecuadas y planes de estudio también adecuados.

Reivindicamos el derecho a vivir con salud, en paz y con tranquilidad; el derecho a la seguridad y a ser protegidos; el derecho a la protección del Estado; y el derecho a que se apliquen las leyes; reclamamos el derecho a la atención médica.

Reivindicamos la equidad de género, la igualdad de género y exigimos una sexualidad posterior a Auschwitz que esté libre de esterilización forzosa, que nos permita identificarnos de la forma que elijamos, que brinde seguridad a nuestras vidas, medios de subsistencia y educación para todos los miembros de nuestras familias, que promueva el florecimiento de nuestras niñas junto a nuestros niños.

Reivindicamos igualdad de acceso al empleo y el fin de la discriminación en el mercado laboral; reclamamos las redes de seguridad del estado de bienestar y de la protección de los trabajadores.

Exigimos la libertad de cruzar fronteras y la capacidad de establecernos sin temor a la expulsión y la deportación.

Reivindicamos seguridad y protección contra la violencia racista. Exigimos seguridad contra los asesinatos ultranacionalistas. Reclamamos restitución y reparación histórica por los siglos de esclavitud, por las numerosas leyes antigitanas que han estado vigentes en toda Europa a lo largo de nuestra existencia aquí; reclamamos el reconocimiento y la reparación por los asesinatos cometidos por los nazis y sus aliados. Reclamamos la libertad.

Berlín es nuestro. Estambul es nuestro. Lety es nuestro: incluso debajo de la granja de cerdos nuestros huesos se mezclan con el suelo de Europa[ii].  Sofía es nuestra. Milán es nuestro. Granada es nuestra, Córdoba, Madrid, Alicante, Barcelona son nuestros. Jaén, Bilbao y Málaga nos pertenecen.. Londres, París, Belgrado y Frankfurt son nuestros. Pertenecemos a Shutka, Budapest, Amsterdam, Nueva York y Buenos Aires. Europa es nuestra. Somos Europa.

Reclamamos la persecución que enfrentamos. Reclamamos el milenio de violencia, exclusión, extracción y esclavización que hemos padecido. Nosotras y nosotros reclamamos Europa. Reclamamos la ciudad. Reclamamos el mundo. Reivindicamos nuestro lugar, nuestra historia, nuestro futuro. Reclamamos Romanofuturo. Romanofuturo es el futuro de todas y todos. La libertad para nosotras y nosotros es libertad para todas y todos.

 

Ethel Brooks (Traducción: Silvia Agüero y Nicolás Jiménez), es gitana y profesora asociada de los departamentos de Estudios de la Mujer y de Género y de Sociología de la Universidad Rutgers de New York

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog del European Roma Rights Center el pasado 20 de octubre.


[i] Toward a Decolonial Feminism, Hypatia (4), Fall 2010: 742-759 http://ceapedi.com.ar/imagenes/biblioteca/libros/177.pdf. Traducido por Gabriela Castellanos: Hacia un feminismo descolonial, La manzana de la discordia, Julio – Diciembre, Año 2011, Vol. 6, No. 2: 105-119 http://hum.unne.edu.ar/generoysex/seminario1/s1_18.pdf

[ii] El campo de concentración de Lety (República Checa) fue un campo específico para personas gitanas durante la 2ª Guerra Mundial en el cual sufrieron presidio un total de 1309 personas de las cuales 326 murieron (incluidos 30 niños) y más de 500 fueron deportadas a Auschwitz donde fueron exterminadas. En la actualidad, sobre el terreno que ocupó el Campo de Lety se alza una granja de cerdos (Nota de los traductores).

Últimas noticias

5,536FansMe gusta
4,850SeguidoresSeguir
1,080SuscriptoresSuscribirte