Integrantes del programa ‘Mujer gitana y participación’ de Unión Romaní mejoran su empleabilidad en la Universidad de Huelva

Asistieron a un taller de ‘habilidades sociales profesionales’ para aumentar sus posibilidades de inserción laboral

190
Al finalizar, todas las asistentes a la formación específica para mejorar la empleabilidad de mujeres gitanas del barrio del Torrejón se hicieron esta foto de familia / UR

Unión Romaní, a través de su entidad federada Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales, organizó el pasado 22 de noviembre en colaboración con la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Huelva una formación específica para mejorar la empleabilidad de mujeres gitanas del barrio del Torrejón, situado en el Distrito V de la capital onubense y considerado zona desfavorecida por la Junta de Andalucía.

Consistió en un taller de habilidades sociales profesionales donde se trabajaron cuestiones como la marca personal, comunicación efectiva, flexibilidad y adaptabilidad, empatía, responsabilidad, toma de decisiones, resolución de problemas y trabajo en equipo, entre otras. Todo ello orientado a la mejora de las posibilidades de inserción laboral de estas mujeres, que fueron seleccionadas entre las que presentaban más opciones de encontrar un empleo.

La sesión, impartida por un profesor de la Universidad de Huelva, combinó teoría y práctica dentro de una metodología muy dinámica, y contó con la ayuda de un grupo de alumnos voluntarios de la UHU que participaron en las tareas e interacciones planificadas. En la iniciativa también han colaborado la Fundación Valdocco y el programa “Incorpora” de la Caixa.

Esta acción está encuadrada dentro del programa ‘Mujer gitana y participación’ que desarrolla Instituto Romanò en Sevilla, Huelva y Jerez de la Frontera, y que pretende favorecer el proceso de inclusión social de la  mujer romaní en riesgo de exclusión impulsando su promoción desde los diferentes ámbitos de intervención social y personal; fomentando el acceso a los recursos existentes que den respuestas a sus demandas, necesidades e intereses; y motivándolas y capacitándolas para su acceso al mercado laboral.

El programa, financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del impuesto sobre la renta de las personas físicas, nace de la realidad que vive hoy día la mujer gitana, quien se enfrenta a una múltiple discriminación, por su sexo, por ser gitana y por ser mujer en un entorno con un alto porcentaje de machismo. Discriminación que se agrava, más si cabe, si vive en contextos de exclusión social.

Desde Unión Romaní e Instituto Romanò consideramos que la mujer gitana es el epicentro de su grupo poblacional y principal transmisora de los valores culturales a sus hijos e hijas, por lo que debe ser la protagonista de su propio proceso de transformación, siendo capaz de definir su futuro, el de su prole y el de su pueblo.  En este sentido, la mejora del binomio formación-empleo, es clave para favorecer la igualdad de oportunidades y un empoderamiento integral.