En memoria de Stanislav Tomáš

Después de la muerte de Stanislav Tomáš: ¡Exigimos solidaridad y consecuencias contra la violencia policial mortal!

449

El gitano checo Stanislav Tomáš murió en Teplice el 19 de junio de 2021, después de que un oficial de policía checo se arrodillara sobre su cuello durante seis minutos. El video se volvió viral, lo que provocó que los romaníes de toda Europa protestaran. Ellos protestaron por la violencia policial en la República Checa. Viajaron desde otros países para sumarse a la protesta. La hermana de Stanislav, acompañada por un sacerdote, habló y depositó flores. Los gitanos checos están enojados y están tomando las calles. En Nueva York, Berlín, Bruselas, Glasgow, Viena y muchos otros lugares, los romaníes exigen justicia para Stanislav.

Unos días después de la muerte de Stanislav Tomáš como resultado de la violencia policial, el asesino de George Floyd ha sido condenado a 22,5 años de prisión. Esta sentencia solo ha sido posible porque el movimiento Black Lives Matter ya no ha aceptado la violencia policial cotidiana y su impunidad y la ha combatido.

En la República Checa, el ministro del Interior elogia a la policía por su buen trabajo. Después de que el Consejo de Europa pidiera una “investigación independiente”, el presidente checo dijo que no tenía motivos para dudar de los resultados de la investigación interna, que encontró que el comportamiento de los policías era correcto. Pidió al Consejo de Europa que olvidara el tema y pasara a otra cosa. El primer ministro checo también expresó su apoyo a los agentes de policía implicados en el incidente.

Los romaníes todavía están discriminados. La violencia contra ellos no se castiga, sino incluso se alaba. Reflexivamente, la policía checa afirmó que Stanislav Tomáš había estado drogado. Mensaje: autoinfligido. Una autopsia da razones endebles para la muerte de Tomáš. Hay declaraciones contradictorias de la policía sobre la hora de la muerte. La policía checa y otras autoridades niegan haber cometido irregularidades. Los medios guardan silencio o, incluso en Alemania, dejan que una checa blanca escriba su artículo en el que intenta criminalizar al muerto y culparse a sí mismo de su muerte. Que los propios romaníes sean los culpables de su persecución es una narrativa muy antigua.

El movimiento de resistencia y derechos civiles que surgió después del asesinato de George Floyd provocó un movimiento mundial: Black Lives Matter. Junto a la resistencia de los negros, hubo la solidaridad de muchos. Hubo solidaridad de los medios, de la política, del público. No solo en Estados Unidos, sino también en Europa.

Stanislav Tomáš no fue el primer romaní en morir a causa de la violencia policial, ni será el último. Existe una larga lista de incidentes fatales. La violencia policial racista no es un incidente aislado. Es parte del racismo institucionalizado. Durante más de 250 años, la policía desempeñó un papel fundamental en el registro y la persecución de los romaníes en Alemania, que culminó con el exterminio de los romaníes europeos. Aunque son ilegales, todavía se producen casos de registro étnico por parte de la policía. Es obvio que en este sistema de criminalización se repiten una y otra vez los excesos de violencia por parte de la policía.

La violencia policial contra los romaníes es una realidad cotidiana en toda Europa. Los romaníes son golpeados y torturados. Los niños romaníes son víctimas de abusos y arrestos arbitrarios. Incluso cuando los romaníes llaman a la policía o denuncian un delito, se enfrentan a ser maltratados o criminalizados.

Los representantes, políticos y organizaciones romaníes establecidos dependen de los gobiernos y, por lo tanto, son débiles en su trabajo contra el racismo institucional y estructural. No se puede esperar mucho de ellos, como lo han demostrado los últimos 30 años. La situación de los romaníes ha ido empeorando cada vez más. Al mismo tiempo, no hay suficiente apoyo y solidaridad de la sociedad mayoritaria, de la política, de los medios de comunicación.

Por fin ha llegado el momento de tomar como modelo Black Lives Matter y exigir a ROMA LIVES MATTER. No basta con que los romaníes se manifiesten. Necesita la solidaridad de todas las personas contra la violación de los derechos humanos.

¡Exigimos una investigación independiente sobre la muerte de Stanislav Tomáš!

¡Exigimos consecuencias políticas y legales por esta violencia policial mortal!

¡Exigimos justicia para todos los romaníes que murieron debido a la violencia policial!

¡Exigimos solidaridad!

#StanislavTomas #RomaLivesMatter #nojusticenopeace

Más información: https://ran.eu.com/nach-dem-tod-von-stanislav-tomas-wir-fordern-solidaritat-und-konsequenzen-gegen-todliche-polizeigewalt/