Inicio Libros Memoria de Actividades 2016

Memoria de Actividades 2016

0,00

Documento que resume las actividades realizadas por la Unión Romaní en 2016

Categoría:

Descripción

La Unión Romaní se fundó en la primavera de 1986. Tenemos pues una experiencia asociativa propia de 31 años. Y desde el primer año, cuando las subvenciones de los poderes públicos eran muy escasas, hemos publicado nuestras memorias de actividades. Entendíamos entonces, y mucho más ahora si cabe, que cuando se recibe dinero público su administración debe ser transparente y los ciudadanos deben conocer qué se hace con la parte de sus impuestos que el Estado ha puesto en manos de los particulares.

Y como esto lo hemos tenido siempre muy claro, hemos actuado en consecuencia. Nuestros programas son públicos, la actividad que desarrollamos es sobradamente conocida porque no tenemos nada que esconder, y la rendición de cuentas, para que todo el mundo sepa cuánto dinero recibimos, de quiénes lo recibimos y en qué lo gastamos, es nuestra principal obsesión. Cosa que es fácilmente entendible por lo que diremos a continuación:

Primero: De vez en cuando saltan a los medios de comunicación noticias alarmantes en las que se denuncian malos usos de los recursos públicos por parte de algunos dirigentes de ONG que actúan de forma delictiva destinando parte de los recursos que reciben a beneficiarse articularmente. Es verdad que estos comportamientos no son en absoluto significativos y aparecen muy aisladamente. Pero cuando lo hacen causan un daño inmenso a una parte muy importante de la sociedad que es la verdadera beneficiaria de la acción solidaria de centenares de ONG sin ánimo de lucro.

Segundo: Los españoles somos desconfiados. Y no lo digo yo. Podría llenar este breve comentario con infinidad de citas de autoridad que así lo manifiestan. Por todas ellas déjenme recordar que en uno de los informes de la OCDE se destaca que España, junto a otros países mediterráneos, es la comunidad “donde existe menor confianza interpersonal entre sus habitantes”. Y si encima añadimos los escándalos de corrupción política y financiera que han convertido a nuestro territorio en predio ideal para tanto sinvergüenza, no es de extrañar que la desconfianza aparezca con demasiada frecuencia.

Tercero: Quienes integramos la Unión Romani hemos hecho propio el mensaje de Manos Unidas que en su reciente campaña ha dicho: “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida”. El dinero es importante y no podemos renunciar a él para combatir la miseria, la pobreza y la exclusión que padece todavía una buena parte de la población gitana española. Sin recursos económicos no podríamos realizar los programas que se describen en esta Memoria, ni podríamos atender a los miles de personas que desde la marginación acuden a nosotros. Pero ¡atención!, el dinero, como la comida para Manos Unidas, no es lo más importante. Algunas ONG tienen mucho dinero y lo gastan bien en lo que hacen. Pero nosotros preferimos a personas comprometidas, a gitanos y gitanas comprometidas para quienes los programas que realizamos no sean más que revulsivos que les empujen a luchar con eficacia contra la pobreza, contra la injusticia, contra el racismo y contra toda forma de discriminación.

Hace 31 años un grupo de gitanos y gitanas de España se confabularon para decir que querían ser dueños de su destino y administradores de su libertad. Y para lograrlo crearon la Unión Romaní. Nos convertimos así en motores de un cambio imprescindible si de verdad queríamos dejar de ser los pobres necesarios para que algunos aplacaran sus cargos de conciencia o para que otros pudieran justificar así su trabajo o su militancia.

El testimonio de nuestra actividad que se ofrece en estas páginas es humilde porque somos conscientes de nuestras limitaciones. Pero nos enorgullece saber y decir que todo lo que aquí se dice ha sido pensado, diseñado, dirigido y administrado por los propios gitanos. Lo que no es poca cosa cuando contemplamos los vientos que corren.