Consejo Estatal del Pueblo Gitano pide no dialogar con gobiernos con políticas “racistas y antigitanas”

400

El Consejo Estatal del Pueblo Gitano ha pedido al Gobierno español que esté al lado de los gitanos frente a los partidos y gobiernos con políticas «racistas y antigitanas» y que no se siente a hablar con ellos. “Mientras que el Gobierno de Italia y su ministro Matteo Salvini continúe con sus políticas racistas y antigitanas, le pido al Gobierno de España que no se siente a dialogar con esa clase de gobiernos”, ha reclamado la vicepresidenta segunda del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, Beatriz Micaela Carrillo.

Así lo ha propuesto durante el Acto Institucional para la Conmemoración del Genocidio del Pueblo Gitano que se ha celebrado en el Ministerio de Sanidad, Bienestar Social y Consumo, con la presencia de la ministra, Carmen Montón.

Según ha precisado el Consejo Estatal del Pueblo Gitano en un comunicado, estos momentos son “turbulentos” pues hay gobiernos europeos que tienen entre sus filas a “políticos racistas y xenófobos”. En concreto, ha puesto el ejemplo del ministro italiano Salvini “que quiere censar a los gitanos con la única finalidad de perseguirlos y expulsarlos”.

El acto se ha celebrado para homenajear al cerca del millón de gitanos víctimas del holocausto nazi “atroz y desolador”, que murieron no solo en los campos de concentración de Auschwitz, sino también en guetos de las grandes ciudades como en la polaca Varsovia; y para recordar la Gran Redada, que ocurrió un 30 de julio de 1947, en la que fueron apresadas a la misma hora y en la misma noche más de 12.000 gitanos y gitanas.

Carrillo ha denunciado la “multitud de leyes antigitanas que han permitido que se cometan terribles y crueles hechos” en la historia del pueblo gitano. “Han hecho que, hoy en día, los 14 millones de gitanos y gitanas que estamos difuminados por el mundo tengamos una nota común: vengamos de donde vengamos y vivamos donde vivamos compartimos en nuestra memoria el dolor de la persecución de nuestros antepasados”, ha apostillado.

En el acto ha participado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, un gesto que el Consejo Estatal del Pueblo Gitano considera “síntoma” de que los gitanos ya no están “huérfanos del calor institucional”.

Según el comunicado, la ministra ha asegurado que la atención a las personas gitanas “es un compromiso del Gobierno de España” y ha instado a “trabajar codo con codo, las administraciones y la sociedad civil” para “neutralizar la intolerancia”.

Reconocer los “agravios”

La ministra ha dicho que “es deber ineludible de los poderes públicos, no sólo reconocer los agravios al pueblo gitano, sino perseverar en la lucha por erradicar actitudes que, explícitas o latentes, nutren su marginación”.

Montón ha advertido de que en estos tiempos hay un “repunte de actitudes hostiles y xenófobas que amenazan la convivencia” y ha asegurado que en una sociedad abierta y democrática no tienen cabida “aquellos que hacen del rencor, la intolerancia y la violencia su razón de ser”.

Además, sobre la conmemoración, ha indicado que “ni el olvido ni la indiferencia ante la injusticia o la discriminación social son opciones para este”.

Antes de finalizar el acto, la vicepresidenta del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, ha lanzado un mensaje de esperanza: “Nuestra cultura es invencible, de una riqueza incalculable y hemos contribuido como nadie a forjar y cincelar el carácter y la personalidad de nuestro país”. En todo caso, ha pedido que “los poderes públicos reconozcan los agravios al pueblo gitano”.

El acto ha culminado con la interpretación del himno gitano, el ‘Gelem, Gelem’, y con la ofrenda floral a todos los gitanos y gitanas que a lo largo de la historia han sido asesinados, encarcelados o humillados.