La Cátedra de Cultura Gitana de la Universidad de Alicante conmemora el día de la resistencia Romaní

1343

La Facultad de Educación acoge la jornada conmemorativa en la que participan asociaciones gitanas y en la que se proyectará el documental “Referentes”

Cada año, el 16 de mayo, se conmemora el Día de la resistencia romaní para recordar el sufrimiento y la capacidad de resistencia de este pueblo. Con este motivo, la Cátedra de cultura gitana de la Universidad de Alicante, que dirige la profesora Clarisa Ramos Feijóo, organiza una jornada el martes 16 de mayo en el Salón de Actos de la Facultad de Educación, de 10 a 13 horas.

La rectora Amparo Navarro presidirá el acto inaugural que contará con las intervenciones de Alexandrina Moura Da Fonseca, vicepresidenta del Consejo Valenciano del Pueblo Gitano; Mercedes Santiago, directora adjunta de la Comunidad Valenciana de la Fundación Secretariado Gitano; Pilar Fernández, de la Federación de asociaciones gitanas de Alicante; y Josefa Santiago Oliva, vicepresidenta de Arakerando. Seguidamente, la directora de la cátedra presentará el proyecto “Referentes” y se emitirá el documental del mismo nombre. Tras la proyección tendrá lugar un debate con la participación de Antonio Gorreta Amador, Carmen Marín Silva, Fernando Macías Aranda, Plácida García Muñoz y Enrique Muñoz Díaz.

Clarisa Ramos explica que “desde la Cátedra de Cultura Gitana queremos recordar esta efeméride con un acto en el que convergen pasado, presente y futuro. Desde el respeto a la memoria del pueblo romaní europeo y, en particular, desde el respeto al “lungo drom”, el largo viaje del pueblo gitano español hasta su reconocimiento, hoy, en una nueva resistencia basada en el trabajo por la ampliación de oportunidades y la permanente mejora de la calidad de vida”.

El Día de la Resistencia Romaní

Dos fechas coinciden en el calendario para recordar el sufrimiento y a la vez la capacidad de resistencia del Pueblo Romaní durante la dominación nazi: el 16 de mayo de 1940 y el 16 de mayo de 1944. Heinrich Himmler firmó la deportación de 2.500 gitanos a los territorios polacos ocupados, una orden que se concretó con su traslado al campo de concentración de Auschwitz el día 16 de mayo de 1940. Nadie sobrevivió a lo que se consideró como el comienzo de la llamada “solución final de la Cuestión romaní”. 

Posteriormente el 16 de mayo de 1944 los mandos nazis tomaron la decisión de liquidar el campo Gitano (“Zigeunelager”) de Auschwitz-Birkenau, donde se encontraban recluidas seis mil personas gitanas de todas las edades. El comandante Himmler dio la orden de exterminarlas en un mismo día. La resistencia fue tal que las tropas nazis debieron desistir al ser incapaces de doblegarlos. Esta resistencia se materializó principalmente en las mujeres que lucharon tenazmente contra los soldados nazis. Su determinación les permitió salvar la vida, al menos un tiempo más, porque el Genocidio para este grupo tan numeroso de personas llegaría meses después.

Leer más: El Periòdic