Isaac Vargas: “Aún hay rechazo al gitano, por eso doy el paso a la política en Cáceres”

853

Isaac Vargas Silva, de 31 años, se ha incorporado a la lista de la formación local “Somos Cáceres” en el puesto 9

Isaac Vargas Silva ha dado un paso firme para dar voz a la comunidad gitana cacereña y se ha incorporado como número 9 a las listas de Somos Cáceres, una formación local que concurre por primera vez a las elecciones. Nacido en 1990, reconoce que la política nunca le había llamado la atención, “pero oí hablar de este partido a través de unos compañeros y me gustó, porque son personas normales que se ganan la vida con su trabajo y que sinceramente pueden arreglar la ciudad. Conocen el día a día de las cosas, saben hacerse entender”. Isaac está orgulloso de sus orígenes, de su barrio, Aldea Moret, donde tiene su casa, sus mayores, sus hijos, su vida…

Aunque durante los últimos años se han dado pasos, “todavía hay rechazo hacia el pueblo gitano”, afirma Isaac, que quiere ayudar a romper ese muro. “En realidad existen dos tipos de exclusión: la primera por vivir en Aldea Moret, y además si eres gitano ni te cuento”. Él, a sus 33 años, se revela: “Tenemos la fama de que no trabajamos, y es justo todo lo contrario. El gitano siempre se busca la vida conforme puede: con fruta, con chatarra, como sea…

Isaac ha ejercido de chatarrero, de jardinero, de limpiador de cristales, en la cooperativa del Valle del Jerte, de repartidor con la moto, incluso en el mercadillo. “He hecho de todo y todo con orgullo, es lo que he visto en casa. Mi padre ha trabajado siempre en el campo y ahora en la chatarra. Mi abuelo iba vendiendo fruta y era muy conocido. Mi otro abuelo me enseñó sobre todo mucho respeto”, relata. Pero la realidad está ahí. “Todavía hay mucha intolerancia, hay quien te mira pensando que por ser gitano te vas a escaquear del trabajo, vas a robar cuando entras en una tienda… Eso nos hace incluso cuidar más lo que hacemos”. ¿Y cómo se cambia? “Pues así, dándonos a conocer”.

Leer más: El Periódico de Extremadura