Hay policías con las tripas llenas de odio, como los nazis, que disfrutan matándonos a los gitanos

555
Juan de Dios Ramírez-Heredia Montoya

Acabo de leer un artículo conmovedor, escrito por José Vega de Los Reyes, gitano que trabaja en la Federación de Mujeres Gitanas, FAKALI, y he interrumpido el que yo estaba escribiendo sobre el mismo tema para dejar paso al testimonio valiente y sincero de José Vega cuya lectura y difusión recomiendo encarecidamente.

Resulta que la policía de Perama que es una ciudad portuaria que forma parte del área urbana de Atenas y de la región del Pireo ha cometido un crimen incalificable matando a balazos a un joven de 18 años.

En la madrugada del sábado 23 de octubre, tres jóvenes gitanos de 18, 16 y 15 años conducen un vehículo por las calles de la localidad. Unos policías del lugar, al ver a los ocupantes, avisan por radio a su jefatura diciendo que “tres gitanos sospechosos” van conduciendo un coche y que van a pararlos. Contamos con grabaciones que demuestran que los policías del control les piden reiteradamente que no lo hagan porque la persecución puede resultar muy peligrosa. Pero los guardias desobedecen y se lanzan como aves carroñeras subidos en sus motocicletas. Fueron nada más y nada menos que siete policías los que persiguieron a tres adolescentes quienes, seguramente asustados, apretarían el acelerador para quitarse de encima a semejante jauría.

¿Y qué pasó? Pues que los siete policías desenfundaron sus armas y empezaron a disparar contra unos jóvenes desarmados y sin antecedentes que seguramente solo pretendían divertirse. Hasta 38 impactos de bala se ven en el vehículo. Las consecuencias fueron dramáticas: Nikos Sabanis, de 18 años, recibió varios disparos durante la persecución y murió. Otro de los jóvenes gitanos, el de 16 años, continúa hospitalizado por un disparo en el abdomen. El último, el de 15, consiguió huir del lugar.

Lean el artículo publicado en “La Voz del Sur”. Es una queja desgarradora sobre lo que nos está pasando.

Este es el link: https://www.lavozdelsur.es/opinion/potaje/rroma-lives-matter_267141_102.html