La Junta de Andalucía avalará a partir de septiembre a jóvenes en la compra de su primera vivienda

554
La consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Rocío Díaz

Para este año hay un presupuesto de 20 millones para unos 1.000 beneficiarios

Los jóvenes andaluces menores de 35 años podrán, a partir del próximo septiembre, acudir al banco para que la Junta de Andalucía los avale en la compra de su primera vivienda. De esta forma, el Gobierno andaluz, le toma la delantera al Ejecutivo central, que también tiene aprobada una medida de este tipo, pero todavía le quedan trámites administrativos para que se convierta en una realidad.

La Junta de Andalucía anunció en enero la medida de apoyo a los jóvenes en la compra de vivienda y el pasado mayo fue aprobada en el Parlamento andaluz. El último trámite pendiente era la firma de un convenio con las entidades bancarias que rubricó este viernes la consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Rocío Díaz.

El pasado junio, el Consejo de Ministros aprobó una nueva línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 2.500 millones de euros para este programa. Se creó entonces el marco legal necesario, pero todavía se deben fijar las condiciones para facilitar el acceso a los avales.

El aval de la Junta a los jóvenes permite cubrir, junto a la hipoteca bancaria, el 95% del coste de adquisición de la primera vivienda. El programa Garantía Vivienda Joven -el nombre oficial del plan de los avales- cuenta con una partida de 20 millones de euros para este año. La medida beneficiará, según los cálculos de la Junta, sólo en este primer año a unos 1.000 jóvenes. La adjudicación será en concurrencia no competitiva, esto es, por orden de llegada.

La Consejería calcula que movilizará 140 millones de euros en operaciones de compraventa de vivienda, con lo que, además de facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes, también se entiende como un mecanismo para la reactivación de la economía en Andalucía.

Entre los requisitos que se les exigen a los solicitantes, está que deben estar empadronados en un municipio de Andalucía, tener hasta 35 años cumplidos y destinar la vivienda a domicilio habitual durante al menos dos años. Sólo se prestarán garantías hipotecarias para adquirientes de primera vivienda, ya sea libre o protegida o sea nueva o usada.

La consejera Díaz firmó los convenios con ocho entidades bancarias que se han adherido al programa y que, en su conjunto, suman cerca de 2.500 oficinas repartidas por todo el territorio andaluz. Las entidades son Caixabank, Cajamar, Cajasur, Caja Rural de Granada, Caja Rural del Sur, Ibercaja, Santander y Unicaja.

Los estudios realizados indican que un joven de entre 25 y 35 años no emancipado y con trabajo a tiempo completo necesitaría el ahorro equivalente a la renta neta de tres años para pagar la entrada de una vivienda de precio medio en Andalucía. Con el aval hipotecario de la Junta, se reduciría a la mitad y requeriría el ahorro de año y medio.

Leer más: Silvia Moreno. El Mundo