Hasta un 41% de los gitanos europeos se han sentido discriminados en estos últimos cinco años

Así lo revela un nuevo estudio de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales

93

Lejos de disminuir, la discriminación en el seno de la Unión Europea sigue afianzándose con datos realmente alarmantes. Así se desprende del último informe que ha hecho público recientemente la Agencia Europea de Derechos Fundamentales: “Segunda encuesta de la Unión Europea sobre las minorías y la discriminación (EU-MIDIS II): resultados principales”. El estudio, para el que se han entrevistado a miles de personas pertenecientes a minorías étnicas en los diferentes países de la UE, revela que hasta un 41% de los encuestados gitanos ha sufrido discriminación en los cinco años anteriores, un porcentaje solo superado por la discriminación que sufrieron las personas norteafricanas (45%).

El reciente estudio, que viene a completar un informe anterior publicado ocho años atrás, destaca que no ha habido cambios sustanciales durante estos ocho años, lo que evidencia que la discriminación sigue arraigada en la UE y que las medidas que se llevan a cabo para combatirla son insuficientes.

El informe ahonda en la discriminación sufrida en tareas cotidianas de la vida de los encuestados, como encontrar trabajo o vivienda por ejemplo. En estos casos, los datos ponen de manifiesto que un 27 % de los encuestados gitanos han vivido un episodio discriminatorio en este tipo de situaciones cotidianas que por otro lado garantizan derechos fundamentales, como el acceso a la vivienda o el trabajo.

Asimismo, el estudio aporta nuevos datos sobre el perfil étnico de la sociedad europea, el nivel de denuncia de las agresiones o situaciones de discriminación y compara los datos entre los diferentes colectivos y países de la UE. En este sentido, la comunidad gitana asegura haber padecido más situaciones de discriminación en Portugal (61%), Grecia (44%) y Croacia (42%), y la tasa más baja fue la de Bulgaria (19%). En España la cifra supone un 35%.

El 30% de la población gitana encuestada afirma haber sufrido acoso y violencia por su pertenencia étnica y el 29% ha tenido conciencia de que un miembro de la familia o un amigo ha sido insultado por su origen étnico o inmigrante en los 12 meses anteriores a la encuesta.

Sin embargo, según recoge el informe de EU-MIDIS II, solo el 10% de las víctimas de acoso dijeron que informaron el incidente más reciente, ya sea a la policía o a otra organización o servicio. Los resultados sugieren que las tasas de denuncias de incidentes de acoso a la policía no han aumentado desde la primera encuesta EU-MIDIS realizada en 2008.

Actuación policial y perfil étnico

El estudio también analiza la actuación policial en referencia al perfil étnico, y en cuanto a la población gitana, el 19% de los encuestados sufrió en los cinco años anteriores una o varias paradas policiales identificatorias por perfil étnico. En España ese porcentaje alcanza el 21%. En Grecia, República Checa, Rumanía y Portugal las tasas también fueron significativamente más altas.

Con estos datos en la mano, la FRA ha conminado a los Estados Miembros y a todos los organismos que trabajan por la igualdad y contra la discriminación y el racismo a buscar nuevas estrategias y líneas de actuación que consigan revertir estos datos alarmantes. Asimismo, la FRA fija como prioritario el apoyo a las personas que han sufrido acoso y discriminación, y anima a las víctimas a visibilizar sus casos.

 

Silvia Rodríguez Gómez

Puedes descargar el informe completo aquí.