Una joven de 17 años se ha propuesto ser un referente académico para otros gitanos

872
Hada Moreno Jiménez graduándose del bachillerato

En torno al 40 % del alumnado gitano deja los estudios al cumplir los 16 años y la tasa de fracaso escolar es, en este caso, del 62,8 %. Son datos de un estudio que hacía público la Fundación Secretariado Gitano el año pasado. Rompiendo esta tendencia, junto con todos los prejuicios y clichés, está Hada Moreno Jiménez, una joven de 17 años que se ha propuesto ser un referente académico para otros gitanos.

Hada confiesa que le gustaría estudiar Derecho y ser abogada el día de mañana para ayudar a los niños gitanos que no tienen apoyos ni referentes. “Me encantaría defender los derechos del pueblo gitano”, confiesa Hada que ella echó en falta los últimos años “tener algún referente en el que sentirme identificada” y, lejos de sentirse fuera de lugar, eso fue una motivación para seguir adelante.

Leer más: La Voz de Galicia