Se celebra la primera Gala de Premios a Estudiantes Gitanos y Gitanas

Susana Díaz ha presidido el acto y ha asegurado que no se entiende Andalucía “sin la identidad gitana”

354
Susana Díaz (en el centro) rodeada de los premiados, las organizadoras del evento y otros cargos públicos / Sevilla Actualidad

El Ayuntamiento de Sevilla ha acogido la I Gala de Entrega de Premios a Estudiantes Gitanos y Gitanas, organizada por la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (Fakali) y la Asociación de Mujeres Gitanas Universitarias de Andalucía (Amuradi) en un acto que ha sido presidido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por la primera teniente de alcalde Carmen Castreño, y por la consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado durante el acto que la cultura andaluza «no se entiende sin la identidad gitana», a la vez que ha animado a la comunidad gitana andaluza para seguir rompiendo las cifras de absentismo escolar en este colectivo.

Por eso, ha dicho que «la educación nos permite, desde nuestro esfuerzo y talento, llegar al límite de nuestras posibilidades», señalando retos como llegar en 2020 al 99 por ciento de escolarización infantil, o conseguir “romper la barrera de once puntos en el analfabetismo que ahora existe». Díaz ha indicado que el acto ha supuesto «visibilizar lo que es un reto para muchos”.

En el acto se ha realizado un reconocimiento a 29 jóvenes romaníes mediante la primera organización de mujeres gitanas universitarias en el que la presidenta de este colectivo, Beatriz Carrillo, ha dicho que «se antoja necesaria, porque las cifras oficiales en materia educativa referidas al pueblo gitano dictan que el sólo el 1 % accede a la universidad».

«No sabéis la impotencia que nos causa cuando los jóvenes nos comunican que se ven abocados a dejar sus estudios por falta de recursos», ha enfatizado en su discurso Carrillo, «convencida del trabajo de esta federación en pos de políticas específicas, con las que no perder más generaciones por tasas de pobreza y exclusión, convirtiendo además la escuela en un lugar donde nuestra historia y nuestra cultura sean conocidas, amadas y respetadas en los planes educativos. Acabando, en definitiva, con nuestra historia muda para llevarla a los libros de texto».

Ha subrayado que «se acabó que sigamos ocupando las periferias. Ya es momento de ocupar los centros. Ya no somos los gitanos de hace 40 años, cuando se abolió la última ley contra nuestro pueblo. Hoy somos la generación más preparada, con más aspiraciones, que quiere competir en pie de igualdad y ser protagonistas del avance de la sociedad».

Por su parte, la teniente de alcalde del consistorio hispalense, Carmen Castreño, ha lamentado “la discriminación que el pueblo gitano tiene que afrontar todavía hoy” y ha lamentado “los techos de cristal que sobre todo sus mujeres tienen que romper hoy en día” y ha reconocido la trayectoria de los premiados, así como la labor de Fakali, que suponen un impulso “a través de la educación, que es la mejor herramienta para asegurar la igualdad de oportunidades”.

Para Fakali, la cita permite visibilizar a referentes positivos que servirán para estimular las aspiraciones de otros menores, dará prestigio a la identidad gitana y ayudará a eliminar la imagen negativa sobre este pueblo.