Fallece József “Choli” Daróczi, traductor del Nuevo Testamento en Romanes

867
József Daróczi / Magyar Interaktive Televizió

A la edad de 79 años, el eminente autor, poeta, periodista y maestro gitano, József Daróczi, conocido por sus familiares por el apodo de “Choli», ha fallecido en Hungría el 12 de mayo de 2018. Daróczi, talentoso artista y educador carismático, fue una de las figuras romaníes más eminentes en la vida pública húngara durante décadas.

Junto con varios otros representantes de su generación, Daróczi estaba detrás del nacimiento de las artes romaníes y la élite literaria en Hungría. Nació el 26 de mayo de 1939 en la aldea húngara de Bedő.

Según los recuerdos de sus compañeros de trabajo cercanos y amigos asociados con el portal romaní de Internet RomNet.hu, Daróczi era “el viejo gitano más agradable en quien uno siempre podía confiar, estaba presente en todos los eventos culturales y públicos y hablaba sobre el pasado, el presente y el futuro con entusiasmo”. Sus amigos también han destacado su imagen icónica: “llevaba una barba blanca y siempre tenía un cigarrillo revelador en la boca», y recuerdan su honestidad para expresar sus opiniones, ya que estaba convencido de que solo una persona absolutamente sincera puede cultivar la dignidad humana.

La familia Daróczi era originaria de Rumania y sus abuelos crecieron a principios del siglo XIX en una comunidad tradicional romaní: su abuela provenía del prestigioso grupo Lovari. Sus abuelos huyeron a Hungría y su nieto “Choli” nació más tarde allí.

En su ambiente familiar, las culturas de tres naciones diferentes – húngara, romaní y rumana-  convivían en paz. El modelo de “Choli” durante su infancia fue un maestro llamado Gizella. No completó su educación básica, pero desde el momento en que dejó la escuela experimentó un largo período de búsqueda vital, trabajando durante algún tiempo como obrero y minero. Aproximadamente a la edad de 20 años entró a trabajar para la Compañía Minera Tatabányská, donde un compañero le describió cómo podría ser posible emigrar.

Durante su fallido intento de huir al extranjero, ese amigo resultó herido y Daróczi fue arrestado y sentenciado a 10 meses de prisión. Como prisionero político compartió una celda con el futuro Primer Ministro húngaro, József Antall.

Después de cumplir su condena, Daróczi se mudó a Budapest, donde su familia se había trasladado. Debido a su falta de formación, tuvo que comenzar una vez más su carrera como obrero en un ferrocarril. En su nuevo trabajo se encontró en un entorno que fue determinante para su futuro destino. Tuvo la buena fortuna de conocer a compañeros de trabajo que apreciaban enormemente la educación y el conocimiento.

Bajo su influencia, pronto solicitó entrar en la escuela nocturna y completó su educación de octavo grado. Después de eso, probó suerte en un aprendizaje técnico, pero pronto descubrió que estaba mucho más atraído por las humanidades y se cambió a la escuela preparatoria de la universidad Gymnázium Ányose Jedlika.

Su interés en las humanidades aumentó durante sus años de estudiante con la asistencia a seminarios literarios. El poeta húngaro Attila József se convirtió en su gran modelo literario, como lo es para muchos educadores húngaros. Este gran poeta proletario inspiró a “Choli” en sus primeras traducciones. Su entonces maestro de literatura reconoció públicamente su intento de traducir este poeta al romanes, mostrando sus esfuerzos de traducción a toda la clase y publicándolos en el tablón de anuncios de la escuela.

Sus siguientes actividades literarias siguieron en rápida sucesión. Sus traducciones de poesía húngara comenzaron a aparecer gradualmente en varios periódicos literarios húngaros. Pronto comenzó a escribir su propia poesía y editó varias antologías de poesía romaní. A partir de 1975, Daróczi fue miembro del Club de Autores Húngaros y, finalmente, se convirtió en editor en jefe de las revistas gitanas Romano Nyevipe, Amaro Drom y Rom Som.

Una de sus obras más significativas fue su trabajo en un pequeño diccionario húngaro-romaní, ¿“Zhanes romanes?”, así como su traducción de una parte del Nuevo Testamento en el dialecto Lovari. En relación con su trabajo de publicación y traducción, intentó actualizar el lenguaje romaní introduciendo neologismos.

Su importante carrera como educador comenzó en 1972. Daróczi completó su educación en un colegio de enseñanza, después de lo cual continuó su carrera como mentor y maestro de la juventud, con interrupciones ocasionales, hasta prácticamente el final de su vida.

A mediados de la década de 1980 fue elegido para dirigir lo que entonces se llamaba el Consejo Gitano Rural, y después continuó en 1987-88 como Secretario en Jefe de la Asociación Cultural Gitana de Hungría. Después de la caída del comunismo y la creación del sistema húngaro de autogobiernos minoritarios, a comienzos de la década de 1990, se convirtió en líder del “Gobierno gitano autónomo” de Budapest en el Distrito 10.

En 1994 volvió a su país como educador, comenzando a enseñar Estudios Romaníes, el idioma romaní y la historia del Pueblo Gitano en el Vilmos Apor College. Se mantuvo activo e incansable en este campo hasta su retiro.

Daróczi fue uno de los principales actores del movimiento etnoemancipador romaní durante los siglos XX y XXI en Hungría. Durante su vida, se encontró con innumerables jóvenes no romaníes y romaníes a quienes instruyó en campamentos infantiles, escuelas secundarias técnicas, residencias estudiantiles, institutos y universidades. József “Choli” Daróczi falleció el 12 de mayo de 2018.