El pueblo gitano se moviliza

HOY, DIA 27 DE JUNIO, A LAS CINCO DE LA TARDE, OS ESPERAMOS A TODOS EN EL PASEO DE GRACIA DE BARCELONA

68

Este es un llamamiento que hace la FEDERACION DE ASOCIACIONES GITANAS DE CATALUÑA (FAGIC), UNION ROMANI, EL CONSEJO DE ANCIANOS, LA IGLESIA EVANGELICA DE FILADELFIA Y EL CONSEJO MUNICIPAL DEL PUEBLO GITANO DEL AYUNTAMIENTO DE BARCELONA.

Convocamos a los ciudadanos de Barcelona, y a cuantos quieran unirse a nosotros, a que nos acompañen hoy en la manifestación que vamos a hacer partiendo de la sede del Parlamento Europeo situado en el Paseo de Gracia, 90 para acabar ante el Consulado de Italia que está en la calle Mallorca, 270.

Con nuestra presencia en la calle pretendemos llevar al gobierno italiano nuestra protesta más firme por los incalificables insultos y agresiones que hemos recibido del vicepresidente y ministro del Interior Matteo Salvini.

Europa está viviendo unos momentos de especial gravedad donde los racistas de siempre han encontrado un momento idóneo para atacar a los más débiles que ellos consideran, desde su cerrazón racial, que son seres inferiores.

Y los gitanos sabemos mucho de eso. 500.000 hermanos nuestros fueron víctimas del horror nazi durante la Segunda Guerra Mundial y durante los últimos años estamos siendo víctimas de la extrema derecha europea que no es capaz de valorar en nosotros que somos el pueblo que, posiblemente, ha pagado el mayor precio por seguir siendo un pueblo libre.

El ministro del Interior italiano nos odia y nos desprecia. Nos odia porque permanecemos de pie después de haber sido perseguidos durante tantos años. Por eso quiere controlarnos tomando las huellas dactilares de nuestros niños pequeños. Y nos desprecia porque sabe que somos un pueblo sufrido que ha sabido conservar durante siglos su cultura, su lengua, sus costumbres y sus tradiciones.

Los ciudadanos de Barcelona, de Cataluña, no pueden dejarnos solos en estos terribles momentos. Somos 10 millones de gitanos y gitanas europeos de los que casi 200.000 viven en Italia. Pero, sobre todo, los ciudadanos de esta tierra deben saber que el movimiento de liberación de la comunidad gitana en España nació en Cataluña hace 60 años de la mano de personas catalanas comprometidas como fueron Narcís Prat, de Camprodon, Jorge María García-Die y Pedro Closa, el catalán que llevó el grito de protesta contra la marginación de los gitanos hasta Andalucía. Sus restos reposan en el cementerio de Granada, rodeado de ángeles morenos, cuyas figuras pagaron personalmente los gitanos andaluces.

Una vez más Cataluña va a demostrar que está junto a nosotros. Y mañana, todos juntos, vamos a decirle al Gobierno italiano que basta ya de racismo anti gitano. Que juntos, gitanos y “gachés” (payos), podemos construir una sociedad más justa y fraterna donde podamos mirarnos unos a otros a los ojos, limpiamente, con respeto y solidaridad.