La Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló y SOS Racismo Nafarroa muestran su indignación en un comunicado

Gaz Kaló y SOS Racismo Navarra solicitan una reunión urgente con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, tras las afirmaciones del juez que juzgó al portero de un bar acusado de negar la entrada a una persona gitana

104

Tras la publicación en los medios de comunicación de la sentencia en la que se juzgaba al portero de un bar de Pamplona, acusado de negar la entrada a una persona por el hecho de parecer gitano, queremos manifestar nuestra indignación y preocupación sobre algunas de las afirmaciones del juez Titular del Juzgado de lo Penal nº4 de Pamplona con las que ilustra la sentencia absolutoria. Más allá del fallo de la sentencia, sobre la que cabe recurso, desde la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló y SOS Racismo Nafarroa, hemos solicitado una reunión urgente con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, para tratar las preocupantes afirmaciones contenidas en la sentencia.

En la sentencia el juez afirma que, en España, en las dos últimas décadas, “se ha venido acuñando el discutible término de la discriminación positiva para paliar posibles discriminaciones que se puedan dar en situaciones, en apariencia de igualdad, pero que esconden vínculos con una posición prevalente de ciertas personas sobre otras por su condición personal (género, idioma, origen racial, etc.)”. Continúa afirmando el juez que “en Educación, en Sanidad, en Justicia o en Servicios Sociales, auténticos pilares de nuestro estado del bienestar, la igualdad, especialmente por el origen racial, está más que garantizada y se cumple a rajatabla”. Así mismo recalca esa discriminación positiva que citaba anteriormente “hace que determinados colectivos sean tratados de forma preferente en muchas de las instituciones antes reseñadas”

Tales afirmaciones son desde nuestro punto de vista peligrosas e irresponsables, dañando de manera grave la lucha contra la discriminación y por la igualdad de derechos de todas las personas, que se lleva a cabo desde numerosos sectores de población desde hace tantos años. Además, supone un menosprecio e invisibiliza las múltiples discriminaciones que condicionan las vidas de tantas personas.

Por otro lado, denotan una ausencia de conocimiento sobre las políticas de inclusión social y de igualdad de trato y no discriminación, que se vienen desarrollando en el ámbito autonómico, estatal y europeo a raíz de las desigualdades que a día de hoy persisten entre unos sectores de población y otros. La población gitana es precisamente el sector de la población europea que más discriminación padece y que sufre los índices de exclusión social más elevados. Así lo advierte la Agencia europea de los Derechos Fundamentales (FRA) y el Consejo de Europa, que alertan sobre los elevados índices de discriminación que sufre el Pueblo Gitano en Europa. Por todo ello el Parlamento Europeo ha instado en varias ocasiones a los Estados Miembro a combatir el Antigitanismo en Europa. En el caso de España, el Consejo de Ministros aprobó en 2012 la Estrategia de Inclusión Social de la Población Gitana 2012/2020, y en Navarra recientemente se presentó la Estrategia de Desarrollo de la Población Gitana de Navarra 2018/2021, en la que señala que la “cuestión gitana” constituye para el Gobierno de Navarra una prioridad, siendo necesario disminuir las desigualdades que afectan a la población gitana en diversos ámbitos como la salud, la educación, el empleo y el acceso a la vivienda, entre otros, con especial atención a la juventud y a las mujeres gitanas desde la igualdad de trato y no discriminación.

Nos gustaría así mismo, recordar el contenido del último informe sobre delitos de odio que publicó el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en el que se indica que el origen étnico es una de las principales motivaciones de los acusados por delitos de odio, según el Análisis de casos y sentencias en materia de racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas de intolerancia. Informes que también ha venido realizando en los últimos años el Ministerio del Interior. Además, nos gustaría recordar que, en 2013, la Fiscalía General del Estado puso en marcha una red de Fiscales especializados en delitos contra el odio, con la designación de un Fiscal en cada provincia. Sabemos además, que gran parte de las discriminaciones por origen están normalizadas y que la vía de la denuncia jurídica es larga y costosa, hechos que en la práctica tienen un efecto disuasorio para quienes denuncian, es por ello que sentencias como esta resultan tan peligrosas, porque alimentan ese efecto y fomentan los espacios de impunidad.

Por todo ello, ante estas afirmaciones, desde Gaz Kaló y SOS Racismo Navarra hemos solicitado una reunión urgente al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Así mismo, y dada nuestra preocupación por este proceso judicial, este caso será compartido y se debatirá en las primeras Jornadas sobre Antigitanismo que tendrán lugar en Galicia, mañana13 de noviembre, organizadas por el Consejo Estatal del Pueblo Gitano, órgano dependiente del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.