Cinco mujeres en exclusión social encuentran empleo tras la realización de un curso de manipulador de alimentos en Huelva

La formación fue organizada por Unión Romaní a través de su entidad federada Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales

339
Las alumnas de la formación escuchando atentamente al formador / U.R.

Cinco mujeres en situación de riesgo o exclusión social del barrio de El Torrejón, situado en el Distrito V de Huelva y considerado zona desfavorecida por la Junta de Andalucía, han encontrado empleo tras la obtención del certificado de manipulador de alimentos en un curso organizado por Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales, entidad sin ánimo de lucro perteneciente a la federación Unión Romaní.

Tres de los contratos se han formalizado en cooperativas agrícolas de la provincia onubense y los otros dos en tiendas de alimentación que exigían este documento para trabajar. A ellos hay que sumar otras tres mujeres que actualmente están realizando prácticas en un conocido centro comercial y que cuentan con altas posibilidades de ser empleadas para el actual periodo navideño.

La acción formativa contó con la participación de quince mujeres y se desarrolló en el aula CAPI Guadalinfo de la Fundación Valdocco, que ha colaborado activamente con la iniciativa junto al programa Incorpora de La Caixa. El director de Valdocco, Pedro Pascual, presidió el acto de entrega de los diplomas, tras aceptar la invitación de Unión Romaní, en un evento celebrado también en la sede de la citada fundación.

En total, el curso ha logrado un porcentaje de inserción laboral del 33,33, es decir un tercio de las participantes, aunque éste podría incrementarse hasta el 53,33% si se confirma la contratación de las tres personas que están en prácticas.

El certificado de manipulador de alimentos es un documento obligatorio si se está en contacto con productos comestibles en cualquier momento de su ciclo, desde la producción de la materia prima hasta la llegada al consumidor. Casi cualquier ocupación dentro de los sectores de la alimentación, la hostelería y la venta y distribución lo requiere.

El curso se ha enmarcado dentro del programa ‘Mujer gitana y participación’ que Instituto Romanò desarrolla en Jerez de la Frontera, Huelva y Sevilla (San Juan de Aznalfarache y Dos Hermanas) y que pretende favorecer el proceso de inclusión social de la mujer romaní en riesgo de exclusión impulsando su promoción desde los diferentes ámbitos de intervención social y personal, tanto fomentando su acceso a los recursos existentes que den respuestas a sus demandas y necesidades, como motivándolas y capacitándolas para el acceso al mercado laboral.

El proyecto, financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del impuesto sobre la renta de las personas físicas, nace de la realidad que vive hoy día la mujer gitana, quien se enfrenta a una múltiple discriminación, por su sexo, por ser gitana y por ser mujer en un entorno con un alto porcentaje de machismo. Discriminación que se agrava, más si cabe, si vive en contextos de exclusión social.

Desde Unión Romaní e Instituto Romanò consideramos que la mujer gitana es el epicentro de su grupo poblacional y principal transmisora de los valores culturales a sus hijos e hijas, por lo que debe ser la protagonista de su propio proceso de transformación, siendo capaz de definir su futuro, el de su prole y el de su pueblo.  En este sentido, la mejora del binomio formación-empleo, es clave para favorecer la igualdad de oportunidades y un empoderamiento integral.