Con la rodilla en el cuello hasta matarlo

334

Supongo que la noticia ya la sabéis. El mundo entero se ha enterado de que un policía de Teplice, ciudad de 52.000 habitantes situada al norte de la República Checa, ha asesinado fríamente a Stanislav Tomás, un pobre gitano de 46 años, poniéndole la rodilla en el cuello hasta asfixiarlo.

Hace unos meses otro policía de Mineápolis, en los Estados Unidos, igualmente asesinó a George Floyd, por el mismo procedimiento. Los negros protestaron, se manifestaron y junto a ellos muchos ciudadanos blancos clamaron justicia. Gracias a ese clamor mundial el tribunal de Minnesota ha condenado al expolicía a 22 años y medio de prisión.

Los gitanos europeos nos manifestamos ante las embajadas y consulados de Europa cuando Sarkozy en Francia o Matteo Salvini en Italia actuaron con violencia contra nuestros hermanos en sus respectivos países.  Hoy nos toca hacerlo en España para poner freno a tanta barbarie incontrolada.

Desde la Unión Romaní hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos y ciudadanas españoles, gitanos y no gitanos, hombres o mujeres para que junto a nosotros pidan justicia y consuelen a la familia de Stalisnav en estos momentos de tristeza infinita.

(Estamos preparando una información más completa sobre lo sucedido)