Pablo Iglesias pide “perdón” al pueblo gitano por el “racismo institucional” hacia ellos en la historia de España

175
Todos los asistentes al acto, este año con aforo muy limitado debido a las medidas sanitarias por el coronavirus / Dani Gago

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, ha pedido “perdón” al pueblo gitano por el “racismo institucional” en la historia de España, con hechos como la gran redada (baró estardipen, en idioma caló) autorizada por Fernando VI y organizada por el Marqués de la Ensenada y por la que el 30 de julio de 1749 fueron encarcelados hasta 12.000 gitanos, entre hombres, mujeres y niños.

“Querría pedir perdón en nombre del Gobierno al pueblo gitano”, ha subrayado Pablo Iglesias durante la clausura del Acto institucional de conmemoración del genocidio del Pueblo Gitano durante la Segunda Guerra Mundial (el Samudaripen), que ha tenido lugar este jueves 30 de julio en la sede del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, con limitaciones de aforo por la situación sanitaria del Covid-19.

El vicepresidente segundo ha lamentado la “invisibilización” del pueblo gitano a lo largo de la historia, en el exterminio nazi o en el encarcelamiento de 1749 en España.

“Muy pocos niños en España conocen el intento de genocidio institucional, el ‘baró estardipen’, ya no diré gran redada; y poca gente sabe que en 1978, después de unas elecciones democráticas, en el Reglamento de la Guardia Civil hubiera indicaciones para reprimir a este grupo. Es la historia del racismo institucional y el primer paso para pedir perdón es conocerlo y reconocerlo”, ha subrayado Iglesias.

También ha alertado de la “vuelta de los discursos xenófobos” y ha asegurado su “compromiso inquebrantable” con las políticas públicas contra la desigualdad y la exclusión aunque por ello, según ha dicho, les “ataquen, insulten” y tengan que “padecer la ira de los que no entienden al distinto y piensan que el país es suyo”.

Iglesias, que ha participado en la ofrenda floral del acto, ha destacado lo “emocionante” del mismo y el “honor” que supone para él rendir respeto al himno del pueblo gitano que puede presumir como “pocos” de reivindicar al mismo tiempo “tragedia y dignidad”. Finalmente, ha concluido con las palabras “salud y libertad” que ha pronunciado en caló.

Juan de Dios Ramírez Heredia en un momento de su intervención / Dani Gago

Durante el acto, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, ha constatado que quedan “muchas brechas por cerrar” que afectan al pueblo gitano, “educativas, laborales y sociales”, y que la pandemia del Covid-19 ha hecho “más evidentes”.

Precisamente, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas (FAKALI) y vicepresidenta segunda del Consejo Estatal del Pueblo Gitano, Beatriz Carrillo, ha recordado el sufrimiento de todas las familias gitanas que han perdido a seres queridos durante la pandemia “en la más absoluta de las soledades”.

“A todos nos duele cuando perdemos a un ser querido pero los gitanos no entendemos la vida sin nuestras familias, nuestra pieza principal son los mayores y sabemos el dolor que han atravesado”, ha subrayado, expresando sus condolencias.

También ha mostrado su “preocupación” por las “ideologías políticas abiertamente racistas y xenófobas” en Europa y España y ha invitado a luchar contra ellas.

Cambiar el nombre a la calle Marqués de la Ensenada

Además, la coordinadora de Áreas del Instituto de Cultura Gitana, Amara Montoya, y el presidente de la Asociación Memoria Genocidio Gitano, Miguel Palacios, han pedido que se visibilice el genocidio gitano con un monumento en España y que se retire el nombre del Marqués de la Ensenada de plazas y calles.

Juan de Dios Ramírez Heredia, exdiputado y presidente de la Unión Romaní depositando las flores en homenaje a las víctimas gitanas del genocidio nazi / Dani Gago

“Es vergonzoso que una institución como el Supremo esté en la calle de un genocida de hombres, mujeres y niños, si no se cambia esa calle, que se haga una placa o un monumento recordando al pueblo gitano”, ha pedido Palacios.

Por su parte, el presidente de Unión Romaní, Juan de Dios Ramírez Heredia, ha destacado el papel de la mujer gitana como “verdadera depositaria de las costumbres, tradiciones y de las leyes gitanas” y ha recordado emocionado algunos episodios del genocidio nazi.

El acto, conducido por la vicepresidenta de Aire Nuevo Caló, Ana Segovia Montoya, ha contado también con la interpretación del ‘Gelem, Gelem’, himno internacional del Pueblo Gitano, a cargo de Estefanía Rodríguez.