¿Por qué la tasa de fracaso escolar de los gitanos extremeños es muy superior a la general?

804

En Extremadura residen unas 15.000 personas gitanas (un 2% de las 750.000 que viven en toda España). Esta comunidad no consigue avances significativos en educación en la última década: seis de cada diez estudiantes gitanos no terminan la ESO y el 40% del alumnado deja sus estudios al cumplir los 16 años. Los niveles educativos de la población gitana siguen estando alejados de la media española. 

La situación de desigualdad responde a muchas causas, como el contexto social en el que viven los hogares gitanos con unas tasas de pobreza del 87,4%; la alta concentración y segregación de alumnos gitanos en determinados centros educativos y la falta de respuesta del sistema educativo a la hora de ofrecer una enseñanza inclusiva. A día de hoy, gran parte de la población gitana extremeña sigue dedicándose a la venta ambulante debido al bajo nivel de estudios que posee.

La desigualdad económica y el fracaso escolar van de la mano

La tasa de pobreza infantil gitana ronda el 86,8%, tres veces superior a la del conjunto de la población española. Los hogares también disponen de menos recursos educativos: uno de cada tres hogares no cuenta con ningún libro, el 20% no tiene conexión a Internet y menos de la mitad no dispone de dispositivos electrónicos. ‘‘Cuando ven en sus casas que falta el pan es normal que decidan dejar de estudiar para aportar en sus hogares’’, opina Flora Muñoz, coordinadora de FSG. Además, añade que para que la educación se convierta en algo indispensable en las familias gitanas es necesario tener cubiertas las necesidades básicas.

Falta de acceso al empleo

Sigue habiendo muchos prejuicios hacia los gitanos y esto lo vemos cuando las empresas los rechazan. ‘‘Es muy frustrante porque al final ves que tienes a personas muy formadas con muchísimas ganas de trabajar y solo por ser gitanos, los rechazan’’, añade Flora. Lo más sorprendente es el método que tiene que utilizar Flora Muñoz para que los alumnos consigan una entrevista: ‘‘Les pedimos que manden el currículum desde su correo personal en el que no pongan apellidos como Salazar, Saavedra, Jiménez para que no pierdan la oportunidad de que al menos les hagan una entrevista’’

Leer más: El Periódico de Extremadura