Instituto Romanò abona suministros de agua, luz y gas y proporciona alimentos, productos de higiene y medicamentos a 146 personas en exclusión social, 71 de ellos niños, en un semestre

La pandemia de Covid-19 ha agravado la situación de muchos hogares hasta el punto de que la demanda de ayuda ha superado con creces los recursos disponibles

261
El programa financia la entrega de alimentos básicos y productos de higiene, limpieza y farmacia. / I.R.

Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales, organización no gubernamental de carácter no lucrativo dedicada a la defensa de la comunidad gitana y otras poblaciones en riesgo o exclusión social, federada a Unión Romaní, ha atendido entre febrero y agosto del presente año a un total de 146 personas, 71 de ellas menores, a través de su programa ‘Cobertura Básica’, cuyo objetivo es ayudar a cubrir las necesidades más urgentes de las familias que se encuentran en una situación económica desfavorecida, gitanas y no gitanas, especialmente tras la pandemia de Covid-19 que ha endurecido considerablemente las condiciones de vida de muchas de ellas.

El programa financia la entrega de alimentos básicos y productos de higiene, limpieza y farmacia, además de abonar facturas de luz, agua y gas a las personas en peor situación. En total se han invertido 34.929 euros en los siete primeros meses, 25.390,87 € en comida, 2.367,4 € en higiene, 6.102,18 € en suministros de agua y energía y 1.068,49 € en medicamentos.

Igualmente, se han impartido 17 formaciones online, ya que otro de los fines que se persiguen es favorecer la inserción social y laboral de estas personas, para que puedan salir de la difícil coyuntura en la que se encuentran. En concreto se han desarrollado talleres sobre búsqueda de empleo, competencias digitales para la vida cotidiana, alimentación saludable y economía doméstica, dirigidos por técnicos de la entidad y profesionales externos con experiencia en la materia.

La selección de los beneficiaros se ha hecho a través de derivaciones de los Servicios Sociales de cada zona, siendo la demanda de ayuda muy superior a los recursos del proyecto, más del doble, por lo que muchas personas han tenido que quedarse fuera del mismo.

En el apartado de alimentación se han entregado un total de 370 carros de comida hasta el momento, con presupuesto y productos personalizados a cada unidad familiar en función de sus necesidades específicas. La lista de la compra ha sido elaborada por los propios usuarios para potenciar su autonomía en la gestión de recursos y revisada posteriormente por nuestras técnicas, quienes han descartado cualquier alimento no saludable y no básico. Se han incluido además productos frescos. Estas particularidades, sumadas a las formaciones, diferencian claramente a nuestro programa de otros similares llevados a cabos por otras ONGs, que suelen limitarse a distribuir lotes de comida estándar.

En cuando a los suministros, nuestra entidad ha abonado ya 166 facturas de luz, agua y gas, aunque la reciente subida de la electricidad ha comprometido seriamente la partida disponible para estos conceptos, que se agotará mucho antes de final de año, cuando está prevista la finalización del programa.

El mismo se desarrolla en tres localizaciones: Huelva, Sevilla y Dos Hermanas, y está financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del IRPF. Su duración abarca desde febrero a diciembre de 2021.

Llama la atención que el perfil de los beneficiarios ha variado notablemente a raíz de la epidemia de Covid-19 ya que actualmente personas con formación universitaria o amplia experiencia laboral se encuentran entre los necesitados y favorecidos por este tipo de ayudas.