La Eurocámara pide incoar expedientes sancionadores contra países que discriminan a gitanos

186

El pleno de la Eurocámara ha exigido que se ponga fin a la discriminación de los gitanos en la Unión Europea y ha instado a la Comisión Europea a abrir expedientes sancionadores contra aquellos Estados miembro que incumplan la normativa europea que garantiza la igualdad de trato y prohíbe la discriminación por motivos de edad, raza, sexo o etnia o no la han transpuesto en su ordenamiento jurídico nacional, en una resolución no vinculante aprobada por 470 votos a favor, 48 en contra y 103 abstenciones.

Los eurodiputados han expresado alarma por la sustracción ilegal de menores gitanos de sus padres y han instado a los países de la UE a investigar “inmediatamente” estos casos y que garanticen que no se repiten y, asimismo, han exigido que los Gobiernos europeos compensen a las mujeres gitanas a las que han obligado a esterilizarse y pidan perdón por ello.

Pleno de la Eurocámara / El País

En este sentido, los eurodiputados instan a crear “comisiones de la verdad y reconciliación” nacionales y a nivel europeo para que se esclarecer su persecución y exclusión y lamentan la lentitud “inaceptable” en las investigaciones de crímenes de odio y otro tipo de delitos contra los gitanos. Los eurodiputados denuncian que los 12 millones de gitanos que viven en la UE se enfrentan a un problema de discriminación “estructural” y “persistente” al recordar que se les deniega el acceso a educación, al empleo y la atención médica y son víctimas de desahucios forzosos y la destrucción de propiedades en las que viven.

Además, piden que se compruebe la eficacia de las ayudas de la UE para combatir la segregación y promover la inclusión social tras mostrar preocupación por que las ayudas no llegan a los gitanos y piden suspender las ayudas cuando se detecten abusos.

En el texto aprobado, redactado por la eurodiputada socialista sueca gitana, Soraya Post, ven necesario educar a la sociedad sobre la realidad de la comunidad gitana para combatir los estereotipos, incluido con campañas de sensibilización a largo plazo. “Soy una mujer gitana de Suecia que pertenece al grupo Sinti. Nací condenada. Los gitanos han sido olvidados, discriminados, estigmatizados, excluidos y deshumanizados durante 800 años”, ha denunciado la eurodiputada sueca, que ha lamentado que las sociedades europeas no aceptan tratar a los gitanos “como ciudadanos iguales” y ha insistido en la necesidad de mejorar su situación y atajar la falta de confianza “en ambos lados”.

(EUROPA PRESS)