Éxito en la inauguración de las jornadas sobre la realidad educativa de la comunidad gitana en exclusión que se celebran en Valladolid

Asistieron miembros de la Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla y León, el alcalde de la ciudad y la concejala de Servicios Sociales

373

El Salón de Grados de la Facultad de Educación y Trabajo Social de la Universidad de Valladolid acogió el pasado 19 de marzo la inauguración de las jornadas ‘Realidad educativa en la comunidad gitana en exclusión: formación para profesionales en el ámbito escolar’ con una notable asistencia de público. La presentación corrió a cargo de la Vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria, Carmen Vaquero.

También intervinieron el Vicedecano de Investigación y Relaciones Internacionales de la facultad, Luis Carro, y Valle Jiménez, estudiante y miembro del claustro de la UVA.

Posteriormente se dio paso a la primera ponencia bajo el título ‘Aspectos sociológicos de la comunidad gitana’, pronunciada por Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de Unión Romaní y del Instituto Romanó de los Servicios Sociales, además de maestro, periodista, abogado y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cádiz, entre otros muchos cargos y responsabilidades tanto a nivel nacional como internacional.

El presidente de Unión Romaní, derecha, junto a la Vicerrectora de la UVA, el Vicedecano de la Facultad y una estudiante.

Ramírez Heredia comenzó haciendo una reflexión sobre el concepto de minoría gitana y destacó que pese a ser visible en comparación con otras “se nos ve pero nadie sabe quiénes somos”. En concreto,  apuntó al desconocimiento de “la cultura, los valores y la historia íntima” de esta comunidad, a pesar de lo cual ha sabido sobrevivir y mantener su identidad entre mucha adversidad.

A continuación hizo un repaso por el origen y la llegada a Europa y a España de los gitanos, deteniéndose en las persecuciones que han sufrido y el tratamiento recibido por parte de los distintos poderes públicos a lo largo de la historia. Finalmente concluyó con un turno de preguntas.

Al acto asistieron el presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla y León, Ramón Salazar, y su homólogo en la Asociación Promoción Gitana, Enrique Jiménez, así como el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero.

Tras un descanso, llegó el turno de Ana Isabel Gutiérrez, educadora social, profesora de educación de adultos de la Federación de Asociaciones Gitanas de Castilla y León y profesora asociada de la Facultad de Educación y Trabajo Social de la UVa.  Su conferencia versó sobre ‘El reto de la educación secundaria en el alumnado gitano’, donde expuso la problemática actual en la que un alto porcentaje no supera 2º de ESO, abandona los estudios a los 16 años y sale al mercado laboral con escasa formación. Además, la lucha contra el absentismo en esta autonomía está íntimamente ligada “a la percepción de la Renta Garantizada de Ciudadanía”, explicó la ponente, que señaló los pros y contras de esta medida. Propuso también mecanismos para tratar de vencer tales limitaciones, generando debate e intercambio de ideas entre los asistentes, e hizo hincapié en la esperanza que ofrece la educación de adultos, donde los alumnos son más conscientes de la necesidad de formación porque de lo contrario “el mercado laboral no les acepta” y acuden a clase voluntariamente y con “muchas ganas de aprender”, pese a que afrontan obstáculos importantes como “las cargas familiares o los desfases curriculares”.

La profesora Ana Isabel Gutiérrez durante su ponencia.

Estas jornadas se vienen desarrollando desde hace 18 años y están organizadas por Unión Romaní, organización no gubernamental de carácter no lucrativo dedicada a la defensa de la comunidad gitana, y financiadas por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Durante su desarrollo se pretende dotar al profesorado de aulas multiétnicas de las herramientas y aptitudes necesarias para que ofrezcan una adecuada atención a la diversidad del alumnado, así como crear un espacio de análisis, debate y reflexión que favorezca el intercambio de ideas y experiencias, con el propósito general de mejorar y complementar las estrategias y recursos de intervención educativa con los menores y sus familias.