El Ayuntamiento de Madrid celebra el primer acto en toda España de reparación por la represión al pueblo gitano

La alcaldesa Manuela Carmena, ha participado en el acto junto al tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, en representación del Consistorio

437
Fotografía de familia donde aparecen representantes políticos y los representantes gitanos que han sido los protagonistas del acto de reparación / Ayuntamiento de Madrid

Ahora se han cumplido 520 años de la Primera Pragmática antigitana, una normativa firmada por los Reyes Católicos en Madrid en 1499, y que originó una legislación discriminatoria que se ha extendido durante siglos, hasta nuestros días. ‘Me corresponde a mí, en nombre de este Ayuntamiento, reparar esa gran injusticia histórica que Fernando e Isabel dictaron en lo que era la sede de lo que hoy día llamamos el Ayuntamiento antiguo de Madrid’, ha dicho Carmena.

Durante su intervención la alcaldesa ha dicho que ‘la reparación no puede ser una palabra; la reparación tiene que ser un propósito y un programa’. Una reparación para la que es imprescindible el conocimiento de la historia, ya que, según Carmena, ‘la primera reparación siempre tiene que ver con la memoria’. El acto, celebrado en el palacio de Cibeles, lo ha abierto Mauricio Valiente, quien ha pedido a los presentes guardar un minuto de silencio por las víctimas del pueblo gitano causadas por el racismo y la discriminación.

La actriz Celia Montoya ha hecho la lectura dramatizada de la Pragmática Antigitana firmada por los Reyes Católicos en la Ciudad de Madrid en el año 1499. Tras ella, representantes de cinco entidades del pueblo gitano han leído una declaración con la que han puesto de manifiesto la importancia para esta comunidad del acto celebrado hoy y la necesidad de poner fin a la exclusión de los gitanos. ‘Un reto muy serio para el que se necesita tomar medidas concretas’ ha expresado una de las representantes del pueblo gitano.

La interpretación del himno gitano Gelem, Gelem, a cargo de la cantante Saray y el guitarrista Jesús Santiago Camacho, ha puesto fin al acto, enmarcado dentro del programa ‘Madrid sin Etiquetas’ organizado por la Oficina de Derechos Humanos y Memoria de Madrid con motivo de la celebración el 21 de marzo del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.