El Ecomuseo Urbano Gitano de Barcelona ya es una realidad

El próximo 7 de noviembre se inaugura en Barcelona el primer Ecomuseo Urbano Gitano de Barcelona (EMUGBA), un proyecto liderado por Sam García y la Asociación Carabutsí. El proyecto tiene como objetivo recuperar la memoria de la comunidad gitana de la ciudad condal

667

Se trata de un proyecto que persigue salvaguardar la historia, la memoria y la cultura de los gitanos y gitanas catalanas; un homenaje a los antepasados gitanos que lucharon por el reconocimiento de una comunidad históricamente perseguida y marginada, pero también un homenaje a las generaciones que ahora vienen, para que no olviden sus raíces y para que conozcan su historia. Sam García y la comunidad gitana de Barcelona quieren que se reconozca su aportación a la cultura catalana, que también es la gitana. Con la inauguración de este museo también se persigue que sean los mismos gitanos y gitanas quienes expliquen su historia. Se trata de una manera de continuar luchando contra el estigma y el antigitanismo que todavía hoy sufre el Pueblo Gitano.

«El proyecto nació con un encuentro en Esterri d’Àneu y una visita al Ecomuseo de Valls. Fue allí donde surgió la idea. En la calle de la Cera antes había una comunidad muy grande de gitanos y gitanas, pero desde hace años nos estamos dispersando hacia otros barrios a causa de la gentrificación que sufre el Raval. Aun así, todavía nos consideramos gitanos de la calle de la Cera». Cuando Sam y la gente de Carabutsí se enteraron de que el Ayuntamiento ofrecía algunos bajos de protección oficial para iniciar negocios de proximidad e iniciativas ligadas a la economía social y solidaria, no lo dudaron ni un segundo: «Vimos que este era el local idóneo, porque está situado en la calle de la Cera y debajo del mural de Peret y compañía. Es un local pequeño, pero a nosotros nos encanta, porque estamos en el punto central de la historia de los gitanos y gitanas de Barcelona, de la rumba y del patrimonio que hemos aportado a nuestra ciudad». Una pandemia y unas obras de acondicionamiento del local después, el EMUGBA es ya una realidad y se prepara para abrir las puertas a la ciudadanía.