Las pioneras gitanas del fútbol femenino en Barcelona: “Queremos romper estigmas”

1450
El primer equipo de fútbol femenino de La Mina se crea con mayoría de jugadoras gitanas | MANU MITRU

Después de celebrar el triunfo de la selección española femenina, las mujeres gitanas del barrio de La Mina de Barcelona se convierten en las pioneras del fútbol femenino en la ciudad. Su equipo forma parte del Tramontana La Mina, un club modesto surgido hace 23 años para brindar una oportunidad a chavales con carencias propias de la periferia. Ahora, por primera vez en la historia del club, se ha articulado el primer equipo que se forma con una mayoría de mujeres gitanas.

“Todo arranca con el equipo de las campeonas del mundo”, señala Toni Porto, fundador del equipo Tramontana. Miembro de la amplia comunidad calé del lugar, dio la idea a las chicas de probar con el balón y entrenarse. Alba Blanco —29 años y madre de una pequeña de 15 meses— es una de las jugadoras del equipo que se posiciona en la categoría amateur. Siente que sembrar el fútbol femenino en La Mina es importante para vencer a “los estigmas que pesan sobre las mujeres gitanas”. También lo es para que se vea la evolución del barrio, añade.

La implantación del fútbol femenino en el vecindario se ve limitada, por ahora, a un solo conjunto sénior, sin categorías inferiores. “Estamos luchando por ello. Si una empresa o alguien nos echara una manita, sería positivo para las niñas”, ruega Porto. Las limitaciones también obligan a que la plantilla de jugadoras sea pequeña. “Muchas mujeres del barrio querrían apuntarse pero las cargas familiares, las dinámicas de vida como madres, amas de casa, trabajadoras… lo complica”, se percata Alba.

Leer más: Sport