Carta a la Autoridad Competente Gubernamental

485

Estimados/as compañeros/as del Consejo Estatal del Pueblo Gitano:

Las organizaciones gitanas que formamos parte del órgano de consulta más importante de España, no podemos quedarnos quietas y mostrar tibieza ante la situación de excepcionalidad que se nos viene encima con la declaración del Estado de Alerta, con el fin de afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus COVID-19. Tenemos que hacer ver (más que nunca) a la administración pública (funcionarios/as y altos representantes políticos) que uno de los grupos más vulnerables de este país, con las tasas de pobreza y exclusión más elevadas de España y de Europa, y que más rechazo y discriminación padece, es la población gitana, es el Pueblo Gitano; y eso es una evidencia científica y social avalada por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA), así como por otros organismo internacionales (Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud,…). Recordamos que el Ministerio de Interior, en los informes periódicos sobre Delitos de Odio, puntualiza que el racismo y la xenofobia son uno de los ámbitos más predominantes.

En la reciente visita y declaración que ha realizado el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Philip Alston, se señala que más del 80% de la población gitana se enfrenta a la pobreza o la exclusión social y el 46% es extremadamente pobre, con un ingreso mensual inferior a 310 euros. La tasa de pobreza infantil se sitúa en el 89% y el desempleo en el 52%. Las mujeres gitanas están en clara desventaja en todas las áreas, con una tasa de empleo que solo alcanza el 16%. Todo ello evidencia que el Pueblo Gitano forma parte, en gran medida, de los sectores sociales con mayores niveles de vulnerabilidad.

Philip Alston, en su declaración final, alerta sobre algunas actitudes que encontró en algunos funcionarios del gobierno con los que se reunió: los funcionarios estuvieron de acuerdo en afirmar que la situación para muchas personas gitanas es grave, pero me llamó la atención la falta de urgencia y la resignación con la que aceptan que partes enteras de la población se hayan visto relegadas a un estado de tercera clase sin acceso a los derechos de los cuales son titulares. Después de años de planes y puntos de referencia que han dejado los indicadores de pobreza de la comunidad gitana en niveles deplorables, existe una necesidad real de una respuesta de emergencia. Algunos funcionarios con los que hablé solo parecían preocupados por haber marcado ciertas casillas de acción, en lugar de lograr resultados tangibles.

Las organizaciones gitanas, que estamos a pie de barrio, en contacto directo con los obreros y representantes del Culto Iglesias Evangélicas de Filadelfia, siguiendo todas las recomendaciones sanitarias que nos ha indicado el Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Salud, estamos trasladando los mensajes informativos y de calma al conjunto de la población, especialmente a las familias gitanas.

Hacemos un llamamiento a las administraciones públicas para que atiendan estas peticiones y que nos escuchen. En situaciones de emergencia hay que actuar con urgencia, especialmente a aquellos y aquellas que más lo necesitan.

Queremos trasladar desde este texto toda nuestra solidaridad a todas las personas afectadas directa o indirectamente por el coronavirus COVID-19 nos merecen todo nuestro apoyo y afecto, sin distinción de razas, colores políticos, religiones o cualquier otra característica personal o identitaria.

También manifestamos nuestro apoyo y solidaridad al personal sanitario y centros hospitalarios que está haciendo lo imposible para atajar esta pandemia, así como apelamos a la profesionalidad y buen hacer de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en su importante función en esta crisis. Las asociaciones gitanas nos ponemos a su disposición por si necesitaran de nuestro asesoramiento y mediación comunitaria.

Asimismo, lanzamos un mensaje de esperanza para la toda la ciudadanía, el Pueblo Gitano es parte indisoluble de esta sociedad y por ello nos ponemos a su disposición para compartir nuestra experiencia vital, que nos ha servido para superar todas las adversidades de la vida. Si necesitáis la ayuda del Pueblo Gitano aquí nos tenéis.

Dicho todo esto y viendo las situaciones vividas en País Vasco, La Rioja y Navarra, que deberían servir de ejemplo para tomar medidas de urgencia por parte de la autoridad competente, pasamos a relacionar las que consideramos de máxima urgencia y necesidad:

  1. KITS DE ALIMENTACION Y PRODUCTOS BASICOS: La única manera de que las familias más vulnerables puedan quedarse en confinadas en sus casas o realizando cuarentenas y/o ingresos domiciliarios (si fuera necesario) es garantizándoles kits de alimentación y productos de higiene básicos. Para esto es necesario que el Gobierno lidere y organice los repartos de alimentos y productos de higiene con organizaciones especializadas (Banco de Alimentos, Cruz Roja…) en coordinación con las asociaciones gitanas.
  2. ACTUACIÓN DE URGENCIA PARA LA SUPERVIVENCIA DE LA VENTA AMBULANTE: Los poderes públicos, tanto a nivel autonómico como estatal, deben velar por romper las barreras que limiten e impiden la inclusión de sectores determinados de la sociedad y atender de manera específica las situaciones que sufre la población más vulnerable, como en estos momentos afecta al sector de la Venta Ambulante del que dependen el sustento de muchas familias. En este sentido hay que actuar con urgencia estableciendo suspensión del pago de los seguros autónomos, las licencias municipales y estableciendo ayudas específicas para que al final de esta situación de emergencia sanitaria no tengamos que decir que hay que atender a una crisis humanitaria.
  3. PARÁLISIS DE EXPEDIENTES SANCIONADORES Y RENTA MINIMA: El Gobierno tiene que garantizar y proveer de Ingresos Mínimos Vitales a las familias con mayores necesidades, por lo tanto, deberían paralizar los expedientes sancionadores y restablecerse los ingresos mínimos que hayan podido suspenderse en las últimas semanas. Que se garantice el pago de estas “Rentas Mínimas” mientras dure esta situación de emergencia y excepcionalidad.
  4. GARANTIZAR EL DERECHO A LA VIVIENDA EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE ECONÓMICA: Se deben implementar medidas, como se han hecho en otros países de Europa para garantizar el derecho a la vivienda, sobretodo en sectores de población que van a sufrir un grave perjuicio económico en este periodo de confinación. Para ello el Gobierno central debe establecer moratorias en el pago de las hipotecas, y suspensión de los alquileres de viviendas. Esta medida es fundamental para garantizar la cohesión social en un momento de emergencia.
  5. ACCIONES CONTRA LOS DELITOS Y LOS DISCURSOS DE ODIO: Nos parece reprobable que algunos medios de comunicación, de manera absolutamente impune hasta el momento, estén aprovechando este preocupante episodio por el que estamos atravesando como sociedad y como país para mostrar su cara más dura llena de odio, rechazo y prejuicios contra las personas racializadas. Es meridianamente evidente que la actuación de algunas personas y de algunos medios de comunicación, vulnera el artículo 510 del código penal relacionado con los delitos y los discursos de odio. Solicitamos a la Fiscalía General del Estado y las Fiscalas Provinciales de Delitos de Odio y Discriminación a que actúen de oficio de manera urgente y en coordinación con la sociedad civil para perseguir este tipo de acción delictivas. Por otra parte, los grupos racializados necesitamos que se emitan mensajes claros de condena, por parte de las autoridades públicas, de las expresiones de racismo y discriminación a las que hemos estado sometidos, de manera humillante, en las últimas semanas. El valor de lo simbólico es fundamental y mantenerse al margen en este momento, de manera indirecta, es posicionarse al lado de quien discrimina y estigmatiza. España, y las comunidades autónomas que la componen no se merece eso, y los gobernantes deben predicar con el ejemplo.
  6. APOYO A LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS: Se deben arbitrar igualmente medidas directas de rescate y apoyo a la pequeña y medianas empresas, como los comercios de fruta o textiles, para paliar la falta de actividad económica que se va a producir en estas semanas. Es muy importante que estas ayudas queden claras desde el principio para no generar más incertidumbre a la que ya ocasiona el hecho de estar confinados. Consideramos insuficientes y poco concretas las medidas anunciadas hasta el momento por el Gobierno. Este es un momento en que necesitamos las mayores certezas posibles, dada la incertidumbre que caracteriza todo lo acontecido y el futuro inmediato.

¡Ahora más que nunca Salud y Libertad!

Enrique Jiménez, presidente de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja y titular en el Consejo Estatal del Pueblo Gitano.

José Jiménez, presidente de la Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra Gaz Kaló y suplente del Consejo Estatal del Pueblo Gitano.

Ricardo Hernández, coordinador en Gaz Kaló y coordinador del grupo de Acción Social, Igualdad de Trato y No Discriminación y Agenda Europea, del Consejo Estatal del Pueblo Gitano.