Las escuelas de verano de Instituto Romanò proporcionaron tres comidas diarias a 94 niños y niñas en exclusión social

Las técnicas de la entidad impartieron refuerzo educativo a los menores y se organizaron actividades lúdicas y deportivas.

187

Las escuelas de verano impulsadas este 2021 por Instituto Romanò para Asuntos Sociales y Culturales han permitido garantizar tres comidas diarias y saludables a 94 niños y niñas en situación de riesgo o exclusión social de varias zonas desfavorecidas de Andalucía Occidental durante los meses julio y agosto.

A todos se les proporcionó, de forma gratuita, un servicio de desayuno y almuerzo, que no se llevó a cabo en las instalaciones de los comedores de los centros educativos sino en las mismas aulas, como recurso de precaución frente a la Covid-19, al ser más fácil mantener las medidas de higiene y de distancia de seguridad en estas últimas. También se les hizo entrega de una bolsa de picnic con alimentos para merendar en casa, cubriéndose así la mayor parte de las necesidades alimenticias diarias de los menores, excepto cenas y fines de semana.

En total se han desarrollado tres escuelas, dos en Huelva capital y la tercera en la localidad sevillana de Dos Hermanas. Las primeras se ubicaron en los colegios Andalucía y Juan Ramón Jiménez, situados en los Distritos V y VI respectivamente de la capital onubense (barriadas de El Torrejón y Pérez Cubillas), mientras que la última se localizó en el nazareno CEIP Ibarburu (en Cerro Blanco).

Han estado dirigidas a niños y niñas de entre 3 y 12 años en situación de riesgo o exclusión social, tanto gitanos como no gitanos, y su objetivo ha sido ofrecer una alternativa lúdico-educativa a estos menores durante los meses de vacaciones escolares de verano, en horario de mañana.

A este respecto, se ha trabajado el refuerzo escolar y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, así como actividades culturales y recreativas (fiestas de agua, cuentacuentos, castillos hinchables, etc.), éstas últimas siempre en exteriores y excluyendo aquellas que entrañaran riesgo de contagio por coronavirus.

Precisamente, dentro de las medidas de protección sanitaria por la pandemia, se intensificó también la limpieza de los espacios, hubo toma de temperatura en el acceso, uso de mascarillas y geles hidroalcohólicos, entradas y salidas escalonadas, desinfección continua de baños, distancia interpersonal, grupos burbuja, ventilación constante, señalización de itinerarios con cinta adhesiva y priorización de las actividades al aire libre.

Las distintas acciones ejecutadas tenían como propósito el fomento de la creatividad, el aprendizaje, los hábitos de vida saludable, la convivencia y la educación en valores de niños y niñas, potenciando al máximo sus capacidades y favoreciendo su desarrollo integral.

Estas son las primeras escuelas de verano que programa Instituto Romanò, entidad no gubernamental de carácter no lucrativo dedicada a la defensa de la comunidad gitana, tomando así el relevo de su anterior organizador, Unión Romaní, federación de asociaciones a la que está adherida.

Es una iniciativa que cuenta con la financiación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, a través de sus delegaciones provinciales de Huelva y Sevilla, y la colaboración de los equipos directivos de los CEIP, los servicios sociales comunitarios, el Ayuntamiento de Huelva y el de Dos Hermanas.