Los gitanos se manifestaron en Ostrava, la tercera ciudad más grande de la República Checa, por una vivienda digna

1569
Foto: Petr Zewlakk Vrabec

Aproximadamente 300 personas se manifestaron en Ostrava, República Checa, por una vivienda digna y energía asequible. Entre ellos se encontraban los residentes romaníes del barrio de Hrušov.

El grupo avanzó por el centro de la ciudad, coreando consignas y tocando tambores. La marcha terminó en el Parque de los Aviadores de Checoslovaquia y se reunió frente a las oficinas de la empresa Heimstaden, donde los asistentes luego criticaron el funcionamiento de la empresa.

Varios residentes romaníes de las unidades llamadas “casas finlandesas” en el barrio de Hrušov propiedad de Heimstaden, el mayor proveedor privado de viviendas de alquiler en la República Checa, hablaron en el evento.

Según el director de la sucursal checa, Heimstaden quiere ofrecer principalmente las casas para la venta a los inquilinos actuales a precios por debajo del mercado. “Ya hicimos las primeras ofertas y estamos averiguando el interés. También estamos discutiendo una posible revisión de los precios, teniendo en cuenta las condiciones completamente diferentes y el hecho de que los préstamos e hipotecas están mucho menos disponibles que cuando lanzamos esta campaña en su conjunto”, dijo.

Gwendolyn Albert. romea_news@googlegroups.com